16 de Diciembre 2019

Noticias

15/02/2014

El Uso de los Animales en la Investigación

Dr. Giordano Catalani. Facultad de Ciencias Veterinarias, Comité de Ética-UNR
e-mail: gcatalani0@hotmail.com. 28/05/2010.


Tags: 2- PRODUCCIONES  



René Descartes (1596-1650), considerado el iniciador de la filosofía moderna fue uno de los principales artífices de la Revolución Científica del siglo XVII. La Fisiología , fue el campo de las ciencias donde se aventuró con más osadía. Desde el punto de vista de la Medicina,  interesa especialmente su planteamiento Antropológico basado en la teoría de las dos sustancias: cuerpo y alma. En EL DISCURSO DEL MÉTODO, postula que hay una glándula en el cerebro, la Pineal, donde se encuentra el punto de unión entre ambas.
Homologa el conocimiento humano a un árbol con las raíces en la Metafísica (Dios), el tronco en la Física (el conocimiento racional) y las ramas, en la actividad humana (la moral, la medicina, las acciones mecánicas).
Niega toda posibilidad de analogía del hombre con los animales (fuera de la anatómica, de las que hace brillantes descripciones para la época). Atribuye la “fuerza vital” de los animales a Espíritus. En la Edad Media los “espíritus animales” eran considerados especies de fluidos derivados de la sangre, unos corpúsculos puramente materiales, que servían para explicar los movimientos vitales.
En el intento de fundamentar a Dios, de manera reiterada, compara y vulgariza el comportamiento de los animales. Al respecto escribe: “...Pues es algo bien notable que no haya hombres, tan estúpidos y brutos, sin exceptuar incluso a los insensatos, que no sean capaces de ordenar un conjunto de diversas palabras y de componer con ellas un discurso por el cual den a entender sus pensamientos; y que al contrario, no haya otro animal, por perfecto y felizmente bien nacido que sea, que haga nada semejante...”.
Estas concepciones quedaron tan arraigadas en occidente que se utilizan hoy en el lenguaje popular e incluso educativo. Una serie de términos descalificantes hacen referencia a animales: “comes como un cerdo, eres un burro, eres una bestia, hablas como un loro,  no canta, ladra”,  y muchos otros
Muy distinto de las concepciones filosóficas y religiosas de oriente o de los pueblos originarios americanos, donde los animales son adorados. Se utilizan como símbolo de los cambios astrales que influirían en el futuro de las personas. Los nombres de las personas hacen referencia a animales exaltando sus mejores cualidades
Nicolás Malebranche (1638-1715), rescata la idea de “las dos sustancias”, pero niega toda interacción entre ellas.  Intenta reunir el Cartesianismo con a la tradición platónico - agustiniana, con su Teoría Ocasionalista. En su escrito  LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD niega la posibilidad de cualquier acción de la materia sobre el alma, “cuerpo y alma, entidades inconexas e independientes”. El pensamiento filosófico y el religioso establecieron una concepción dualista de la mente y el cuerpo, que la hacían aplicable sólo a los humanos, argumentando que, los animales actúan en forma refleja y carecen de capacidades complejas
Queda así abierta y aceptada la posibilidad del empleo de animales para fundamentar el funcionamiento del organismo humano. La fructífera vida del médico investigador William Harvey  (1578-1657) y sus trabajos sobre el Sistema cardiovascular con vivisección en animales son un buen ejemplo como punto de partida
Estos principios, respecto a cómo considerar a otros seres vivos, profundizados y diversificados, continua aún en nuestros días. En el colectivo social, en ámbitos académicos diversos,  e incluso entre los investigadores de las ciencias biológicas, está expresado para cada época de distintas maneras: la negación de la racionalidad, la capacidad por percibir sensaciones emotivas diversas, en especial el dolor. Es habitual hallar en textos de Semiología y Clínica Veterinaria, la importancia del buen empleo de métodos de sujeción, en lugar del  uso de anestésicos o analgésicos. Esto no sólo para abordar el animal, sino especialmente para controlar las reacciones de defensa. Las consideraciones sobre formas de manejo que favorezcan el bienestar animal es un tema de estudio en estos últimos años y todavía muy poco difundido.       
En la década del 60’, la preocupación en el uso de animales para investigación, ponía énfasis en primer lugar a la correcta interpretación de los resultados experimentales. Por ejemplo:

USE OF AVIAN AND LARGE DOMESTIC ANIMALS IN PHYSIOLOGICAL  RESEARCH. The  Fall Meeting Refresher Course. Oak Ridge Tenessee 24-08(1965)
Short C E. Experimental anesthesia – Electrical anesthesia in cattle and sheep
Abstract:
(*)Desafortunadamente en el diseño de muchos experimentos con animales no está considerada  adecuadamente la anestesia y el tipo de cirugía involucrado en el proceso experimental... La forma de realizarlo puede ser una desviación suficiente para contrarrestar el logro de resultados precisos, aunque parezca que el animal no siente nada y se recupera adecuadamente. ...Tampoco nosotros podemos asegurar los resultados si el animal está considerablemente excitado y doloroso .
(*) La traducción al español de estos párrafos corresponde al autor de este artículo

En los últimos años, en el ámbito académico y la sociedad en general hay más preocupación por este tema. Sin embargo,  perdura una confusión entre las personas que expresan “buenos deseos” o ser “sensibles a los animales” y los “malvados” o “indiferentes” al sufrimiento de estos según la forma humana de interpretarlo. Se mantiene, para los animales, la separación mente – cuerpo, interpretando el término sufrimiento, como una cuestión psicológica, sin connotaciones médicas, deterioro de la salud y/o consecuencias económicas  en la producción animal.
Sin embargo, las investigaciones en Biología molecular, Bioquímica del Sistema Nervioso Central (SNC) y Genética del desarrollo temprano, han venido demostrando sin interrupciones en los últimos 30 años que todos los organismos tienen un origen común. Que las bases conformacionales y los mediadores del SNC, en particular de las señales de alarma son muy similares desde los invertebrados a los mamíferos.
Las investigaciones Neurobiológicas abrieron la “caja negra” de los estados emotivos como fundamento comportamental del “estar despierto” y algunas concepciones del siglo pasado, fuertemente impactadas por  el mecanicismo fisiológico y por los avances farmacológicos tuvieron que quitarse de los textos:
Un párrafo de un texto de Fisiología Humana (1970) “ ....... en la actualidad los individuos pueden sobrevivir con alimentación intravenosa que proporciona los elementos nutritivos, por lo tanto la superficie de absorción del conducto alimentario, no es absolutamente necesaria para la vida, .... sin embargo la remoción del hígado es mortal”. Si bien esto puede ser una verdad científica, no está considerado en absoluto el componente emotivo y la calidad de vida    
Un Texto de Anatomía Veterinaria, describe las generalidades de la cavidad bucal del perro,  “ ........La boca tiene como principales funciones: prensión,  masticación e insalivación de los alimentos ....Juega un papel importante en la agresión y defensa y en nosotros es importante en la formación de los sonidos del lenguaje” . Es decir, el autor entiende o nos motiva a pensar que en los animales esta función no se cumple, y si ocurriera no es muy jerárquica. Los animales NO son capaces de conformar sonidos que codifiquen un leguaje.
Otro párrafo del mismo texto, hace referencia a la cavidad bucal en otras especies:....... “Los labios sensibles y móviles como en el caballo”.... “… los labios menos sensibles y móviles del Gato”.  El autor “presupone” que los labios del gato están menos inervados.

Las Neurociencias demuestran hoy con contundencia que las bases anatómicas y fisiológicas  tienen para cada especie, alta precisión para la función prevista. Que generan un estado emotivo, como un continuo cambiante, durante el “estar despierto”, que involucra estructuras difusas y diversas del cerebro medio, en todos los mamíferos. Están integradas, por  las bases genéticas originales, propias de cada especie y las memorias incorporadas por plasticidad cerebral durante sus vivencias. Sus respuestas expresan una conducta armónica, conjunta, visceral y somática  característica del estado circunstancial. Todas manifestaciones que son observables y/o medibles.
El área del conocimiento referida a Bienestar animal, está siendo investigada intensamente en los últimos años. A modo de ejemplo transcribo dos citas con más de una década entre ambas.   

Molony V; Kent J E. Assessment of acute pain in farm Animals using behaviour an physiological measurements. J Anim. Sci. 75:266-272(1997)

Hanninen L.; Sleep and rest in calves: Relationship to welfare, housing and hormonal activity. Academic Dissertation. Helsinski (2007)
     
CONCLUSIÓN:
El largo y productivo camino recorrido, (por lo menos hasta las modificaciones génicas),  puede y debe ser discutido, pero sin duda muestra una preocupación por reconsiderar el aspecto del bienestar animal.
Hemos cometido y seguramente seguiremos cometiendo, una serie de errores de interpretación del complejo funcionamiento del organismo y una gran subestimación por aquellos que no les ha “tocado en suerte” desarrollarse como humanos. Lo primero puede interpretarse como un acto de ignorancia en el buen sentido del término. Lo segundo tiene mucho de soberbia y es para reflexionar con humildad. Después de todo algunas concepciones de los Pueblos Originarios en referencia al cuidado de la naturaleza en general, no estaban tan mal.
Los animales tienen sensaciones muy similares a las nuestras, por lo menos ante señales de alarma, de miedo (donde el dolor es un componente posible y no siempre el principal) a juzgar por sus respuestas medibles donde están incluidos sus aprendizajes, para su bienestar o para la fuga.
Con su uso en investigación, hay que asumir que muchas veces les infringimos un daño (temor y dolor).
Es necesario un actualizado conocimiento sobre la información científica disponible cuando sea inevitable el empleo del modelo animal para cada caso.
Implementar métodos menos estresantes y una clara concepción  sobre lo que significa en biología el sufrimiento, puede ayudar a minimizarlos.

ALGUNOS TEMAS DE INVESTIGACION QUE PUEDEN INCORPORAR EL USO

DE ANIMALES, CON RIESGO DE SUFRIR ESTRÉS:

- Modelos, para adoptar metodologías de trabajo que generen menos sufrimiento en ser humano.

- Modelos, para analizar alguna característica anatómica o fisiológica especial, de interés humano o de otra especie.

- Modelos, por el profundo conocimiento que se tiene de ellos y sus métodos de crianza (animales de laboratorio) para uso en investigaciones humanas o en animales.

- Modelos, por ser portadores, vectores, reservorios, y otros, de enfermedades desconocidas o no, parasitarias,  bacterianas, virales y otras.

- Modelos, por ser animales de consumo.  (formas de faena) (calidad de carnes).

- Modelos, para definir y mejorar la forma de sacrificar animales en enfermedades terminales, cuando conviven con humanos o por baja o nula posibilidad de autovalía.

- Modelos, para crianza en cautiverio de especies en riesgo de extinción.

- Modelos, por las mejorar las metodologías a emplear en muertes masivas por zoonosis.

- Modelos, para el desarrollo de tecnologías reproductivas o modificaciones génicas.


  • Por Eduardo Zimmermann