19 de Agosto 2019

Noticias

13/09/2011

El Centro de Sensores Remotos en la Misión SAC-D/Aquarius.

Luces nocturnas, islas de calor urbanas y focos de calor en las islas del Paraná Medio son las áreas que aborda este proyecto de investigación seleccionado por la CONAE y la NASA.


 



El lanzamiento del satélite SAC-D/Aquarius el pasado 10 de junio, no sólo significó un nuevo logro para la ciencia argentina, sino que también posibilitó la puesta en marcha de 15 proyectos de investigación desarrollados por universidades y organismos de ciencia y tecnología de nuestro país, a los que se suman 15 proyectos que lleva adelante Estados Unidos y otros 10 que realizan Japón e Italia.

 

Entre los proyectos argentinos se destaca el que está a cargo del Arq. Carlos Cotlier, Director del Centro de Sensores Remotos (CSR) de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de nuestra universidad. De los 42 proyectos seleccionados, es el único que aborda un tema vinculado a la economía, concretamente el estudio del desarrollo económico a través del análisis de las luces nocturnas.

 

“De la gran masa de luces que iluminan en una ciudad, una parte de esa energía es absorbida, otra es transmitida y otra es reflejada” explica el director. Esa energía reflejada, “de noche, cuando no hay nubes y no interfiere la luz lunar, se puede ver sobre las ciudades como una mancha iluminidad, un domo lumínico. A través del cambio del domo lumínico vamos a analizar la economía en el período de diez años: 2000-2010”.

 

El estudio, que parte del armado de imágenes multitemporales, analizará el cambio del patrón de iluminación de las ciudades de La Plata, Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Córdoba y San Luis. “Esta última se toma como ejemplo del proceso evolutivo de las vías de comunicación –rutas y autopistas- que se ve reflejada en su iluminación”, cuenta Cotlier. El SAC-D proveerá de imágenes y datos actuales, mientras que para las de archivo se trabajará con el SAC-C, el satélite anterior que estuvo alrededor de 8 años en órbita, y el DMSP, un satélite meteorológico norteamericano.

 

Con dichas imágenes se irán comparando valores y haciendo regresiones para ver las correlaciones que existen entre la luminosidad y ciertas variables económicas, como el producto bruto, la producción industrial, el consumo energético, entre otras. Los datos recabados también permitirán realizar comparaciones entre la intensidad de iluminación y la densidad urbana y analizar si hubo cambios tecnológicos en el período establecido.



Islas de calor urbanas y Focos de calor

 

Además del trabajo sobre Luces Nocturnas, el equipo trabaja en dos áreas más: Islas de calor urbanas y Focos de calor.  En las primeras se estudia cómo es la distribución de la temperatura superficial del área urbanizada, realizando una correlación con la temperatura ambiental que hay en esos lugares. Con esos datos puede establecerse dónde la ciudad es más caliente, dónde es más fresca y cuáles son las áreas más contaminadas por problemas de calor.

 

En cuanto a los focos de calor, se trata una importante herramienta para realizar un constante monitoreo en el área de las islas del Valle de Inundación del Paraná Medio, con el fin de evitar focos de incendios que perjudican el medioambiente, la técnica es la misma que se utiliza para detectar los focos de calor que generan los volcanes. Con este estudio, el equipo retoma una línea de investigación realizada en 2007.

 

Los investigadores Ernesto Seselovsky, Benito Vicioso, Cristina Pacino, Cecilia Cornero, María José Milicich, Laura Balparada, Diego A. G. López y Gabriel Cotlier conforman el grupo de profesionales que acompaña a Cotlier, quien desde hace 18 años trabaja en el estudio de imágenes satelitales. Todos provenienen de diferentes disciplinas -economía, estadística, agrimensura, ingeniería y, por supuesto, técnicos- y algunos de ellos ya venían trabajando en el Centro de Sensores Remotos.

 

El CSR funciona desde el año 2003 en el 3er piso de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura. Allí se investiga y trabaja en torno a técnicas de teledetección y Sistemas de Información Geográfica (SIG) aplicados al estudio del medio ambiente, urbanismo y actividades agrícolas, entre otros. Cuenta además con una Estación Terrena Satelital propia cuya antena se encuentra en la terraza del edificio.

 

 

Un observatorio dedicado al océano, el clima y el medioambiente.

 

El SAC-D/Aquarius es el cuarto satélite de la serie SAC (Satélite de Aplicaciones Científicas) desarrollado por la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) con la colaboración de EEUU, Francia, Italia, Brasil y Canadá. El objetivo principal de su misión es obtener nueva información climática a partir de las mediciones de salinidad y temperatura de los mares y del océano y también la humedad del suelo.

 

Los proyectos argentinos que forman parte del Grupo Científico fueron seleccionados por la CONAE, junto al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la NASA, socio principal de la CONAE en la misión satelital argentina. Dichos proyectos están vinculados a los objetivos de los ocho instrumentos que posee el SAC-D/Aquarius y cuentan con el aporte económico del Ministerio.

 



  • Periodistas:
  • Fotógrafos:
  • Realizadores: Ivana Mondelo

+Info

Secretarias

SIGEVA: instructivo y materiales

  • 07 de Agosto 2019
Secretarias

Konjuh: ¿qué tienen los suplementos dietarios?

  • 05 de Agosto 2019