17 de Septiembre 2021

Noticias

08/09/2021

Kits de testeos de Covid-19 para las escuelas medias

La Universidad Nacional de Rosario puso a disposición de sus escuelas medias testeos de Covid-19 para que puedan ser utilizados por estudiantes y docentes.


 



Esta acción se establece en el marco de la vuelta a la presencialidad plena por parte de estos establecimientos, y cumplimenta con uno de los requerimientos solicitados por el Consejo Federal de Educación. 

Los kits a utilizar fueron desarrollados para que las personas se hagan un “autotest” mientras son supervisadas por el personal capacitado; y en el caso de los menores de edad, sólo se procederá a su realización en caso de contar con la autorización de los padres.

“Hoy realizamos la entrega y la capacitación del test de autodiagnóstico de antígenos COVID a la comunidad del Superior de Comercio, y haremos lo propio en el Politécnico y la Escuela Agrotécnica los próximos días”, explicó el rector Franco Bartolacci, y agregó: “Es una solución rápida, práctica y efectiva para el autodiagnóstico de estudiantes, docentes, trabajadores nodocentes y autoridades de nuestras escuelas medias que presenten síntomas relacionados al COVID-19”.

Bartolacci especificó que los test cuentan con el aval de especialistas en el marco del trabajo conjunto con los equipos de investigación del Centro de Tecnología en Salud Pública, dependiente de la Facultad de Bioquímica y Farmacia. “Seguimos trabajando en iniciativas para sentirnos cuidados, seguros y protegidos en el regreso a la presencialidad”, subrayó.

En el caso del Superior de Comercio, los testeos se realizarán por intermedio del propio laboratorio de la institución y los resultados se certificarán a través de la Facultad de Bioquímica.

“Una vez definidos los procedimientos, se avisará a todos los padres de los alumnos menores de 18 años para que den autorización en caso de que se precise realizar un hisopado en la escuela”, aclaró el director del Superior de Comercio, Pablo Alesandroni. 

Eduardo Codino, director del Centro de Tecnología de Salud Pública de la Facultad de Bioquímica y Farmacia, detalló que la gran diferencia que tienen estos kits con los testeos rápidos convencionales es que este procedimiento “está desarrollado para entidades educativas, para que los chicos mismos se lo hagan y alguien más verifique el procedimiento”.

Codino explicó que es una técnica que se la puede hacer uno mismo y tiene un buen resultado en 15 minutos con la misma calidad y sensibilidad que tienen todos los test rápidos que hay en el mercado.

El procedimiento contempla el envío de solicitudes de autorización a los padres de los alumnos menores de 18 años para actuar rápidamente en caso de ser necesario y de que el alumno esté autorizado por sus padres. En ese sentido, Alesandroni aclaró que no se hisopará a cualquier persona en cualquier circunstancia, sino que solo se reservará este recurso para la situación que lo amerite: por ejemplo, en caso de que un alumno o docente comience con algún síntoma durante la estadía en el edificio.



  • Periodistas: Gonzalo J. García
  • Fotógrafos: Camila Casero