13 de Diciembre 2019

Noticias

12/11/2019

Violencia Urbana y Seguridad Ciudadana

La Universidad Nacional de Rosario presentó un  informe sobre seguridad. A partir de datos oficiales y datos generados en base a una encuesta de victimización realizada en la ciudad de Rosario  el informe pone  énfasis en delimitar los contornos del fenómeno del narcotráfico


 



El Programa de Violencia Urbana y Seguridad Ciudadana presentó  un diagnóstico y análisis de datos estimativos sobre el  volumen del mercado de consumo interno de sustancias, narcotráfico, características de la población carcelaria y los resultados  encuesta de victimización de la ciudad de Rosario.

El programa forma parte del Instituto de Cooperación Latinoamericana (ICLA) de la UNR, y desde 2012 viene desarrollando acciones conjuntamente con la Facultad de Ciencia Política de la UNR, la Fundación para los Estudios Internacionales (FUNPEI) y la Universidad Nacional de Villa María.

La presentación estuvo a cargo del rector Franco Bartolacci;  el director del ICLA, Pedro Romero; y el director del Programa de Cooperación Internacional en Violencia Urbana y Seguridad Ciudadana, Andrés Rolandelli. 

El Rector destacó la importancia de que la Universidad Pública tome la palabra sobre un tema tan complejo como la seguridad pública y la violencia urbana y resaltó el compromiso de los docentes e investigadores que trabajaron en la temática. Para Bartolacci es indispensable el compromiso de la universidad pública con algunos temas esenciales que atraviesa la sociedad, y sobre los que no se logra hacer un aporte sustancial. 

“Creo que desde toda perspectiva, la del compromiso político-institucional, de la producción de conocimiento, desde las generación de herramientas y dispositivos para la transformación de la realidad, la Universidad tiene que  jugar un rol más importante del que viene más tradicionalmente jugando en el tratamiento de algunos temas fundamentales de la agenda social, y convertirse en una voz pública, que al menos, pueda hacer una fotografía de la situación de las principales problemáticas que atraviesa la ciudad, el país y la región”, resaltó el Rector. 

El director del ICLA detalló las líneas de acción que constituyen el Programa de Violencia Urbana y Seguridad Ciudadana.  Una primera línea  es la de cooperación internacional en materia de seguridad. A la fecha contamos con cinco misiones de cooperación con instituciones académicas y de política pública en materia de seguridad de diversos países de la región y el mundo. 

La segunda línea es la de la cooperación académica en materia de seguridad, a través de un convenio con la Universidad Nacional de Villa María,  “aproximadamente sesenta alumnos, la inmensa mayoría pertenecientes a la policía de nuestra provincia, se hallan cursando el Ciclo de Licenciatura y la Maestría en Gestión e Investigación de la Seguridad”, destacó Romero. 

Y una  tercera  línea es la generación de informes de investigación en materia de seguridad con el fin de convertirlos en insumos y aportes para la elaboración de políticas públicas. 

El informe consta de un análisis de datos recabados de diversas agencias gubernamentales  y los resultados de una encuesta de victimización realizados por el equipo del ICLA, que permite conocer las tazas de delitos más allá de que sean denunciados. 

En el mismo se presentan algunos de los contornos centrales que hacen a la problemática de la seguridad en la  provincia. Entre ellos una estimación del volumen del mercado de consumo interno de algunas sustancias ilegalizadas, la estructura y características de la población carcelaria y las prevalencias de consumo en sus diferentes niveles. 

Andrés Rolandelli , Director del Programa de Violencia Urbana y Seguridad Ciudadana, resaltó la importancia de detener datos confiables aunque no sean infalibles y la importancia que tiene esta información para intervenir en la situación.  En la presentación se analizaron las características de las distintas sustancias adictivas, sean ilegales o no, el nivel de daño que producen a quien lo consume como a terceros, así como el mercado que se genera en torno a esto consumos, especialmentes a los que están prohibidos por la ley y como la legislación argentina se fue adaptando a las normas internacionales. 

 

Informe completo 

 


  • Periodistas: Ileana Carrizo
  • Fotógrafos: Camila Casero