22 de Octubre 2019

Noticias

19/09/2019

Estudiar en el exterior

La Facultad  de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura participa de ARFITEC, un programa Franco – Argentino de Cooperación para la Formación de Ingenieros que es promovido por el Ministerio de Educación de la Nación y que tiene entre sus objetivos impulsar la movilidad de estudiantes


 



El Programa ARFITEC funciona bajo el control de un Comité mixto franco-argentino de coordinación en el que se encuentran representadas las autoridades de cada país. Por la República Argentina, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y por la República Francesa, los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Educación Superior e Investigación, con el apoyo de la Embajada de Francia en la Argentina y de la Conferencia de Directores de las Escuelas Francesas de Ingenieros (CDEFI). Enre sus objetivos está promover la movilidad de estudiantes y docentes-investigadores para favorecer el reconocimiento recíproco de los períodos de estudio e inclusive de los diplomas, posibilitando la apertura profesional de los graduados

Sofía Paparigopulos, Tomás Maini Cuneo e Ignacio González son  los alumnos de la UNR  que durante el primer semestre de 2019 cursaron en una universidad de Francia. 

Sofía y Tomás  son estudiantes de Ingeniería Industrial y cursaron un semestre en la Universidad CentraleSupélec de París. “La escuela es muy internacional, por lo que hay muchos jóvenes de distintos países que tienen las mismas aspiraciones de conocer y aprender de este gigantesco mundo. Eso hace que socializar, conocer otras formas de pensar, otras culturas e insertarse en la que uno vive se haga mucho más fácil y de esta manera se aprovecha mejor el intercambio” relató Sofía. 

Tomás cursó en Francia el 8º semestre de la carrera que es totalmente electivo, con alrededor de 60 opciones de asignaturas de las cuales la mitad se dictan en francés y la otra mitad en inglés. “Esto te lleva a compartir aula con todo tipo de ingenieros y a formar grupos de trabajos interdisciplinarios. Se genera un intercambio de ideas, conocimientos, formas de trabajo, culturas, que yo creo que en algunas ocasiones termina siendo más valioso que los contenidos de la materia.” Lo mismo sucedió con los docentes, de las 6 materias que cursó sólo 2 eran franceses, “en cada clase te encontrás con una forma diferente de explicar los contenidos, con métodos de evaluación muy originales y únicos” agregó.

Sobre lo académico Sofía mencionó que si bien al principio le resultó complejo por ser una metodología diferente y en otro idioma, valoró que “tanto los profesores como los estudiantes locales y extranjeros, estuvieron siempre a disposición para ayudar”. Y destacó la posibilidad de relacionarse con personas de diferentes nacionalidades. 

“Me parece imposible dimensionar o cuantificar todo lo que aprendí con esta experiencia. Gran parte del aprendizaje viene de convivir todos los días con esa diversidad: almorzar, estudiar, cenar, viajar, hacer deporte con compañeros de todos los continentes, tener conversaciones en más de un idioma al mismo tiempo, aunque ninguno de ellos sea tu idioma nativo. En el momento es difícil de procesar dónde estás y todo lo que estás viviendo, espero poder seguir aprendiendo, con el tiempo, de estos meses que viví en el exterior” valoró Tomás. 

Ignacio González es alumno de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias Agraias, Ingeniería y Agrimensura y estudió un semestre en la escuela de ingenieros Polytech Annecy-Chambéry dependiente de la Université Savoie Mont Blanc. Allí cursó materias correspondientes al 8º semestre dentro de la especialidad EBE (energía, construcciones, medio ambiente) además de cursos de inglés y francés, ofrecidos de forma gratuita por la universidad. 

“La experiencia fue sumamente fructífera, tanto en el plano académico-profesional como en el personal. Por un lado, logré empaparme de los desafíos a los que se enfrentan los ingenieros franceses y de qué manera dan respuesta a los mismos, ampliando mis conocimientos sobre energías renovables, mejorando mi desempeño oral y escrito y perfeccionándome en el idioma francés. Por el otro, entablé lazos muy estrechos con futuros profesionales de la ingeniería y de numerosas disciplinas con los que, más allá de la posibilidad real de ser futuros colegas, ya existe una relación de amistad” cosideró Ignacio. 

Para los estudiantes que participaron del programa la experiencia fue muy rica, y creen que todos los estudiantes universitaros deben aprovechar las instancias existentes  para realizar algún trayecto educativo en el exterior. 

Fuente: FCEIA


  • Periodistas: Coordinación de Comunicación
  • Fotógrafos: -
  • Infografía: -