13 de Diciembre 2019

Noticias

02/07/2019

Observatorio de Acciones Internacionales - Entrevista a Tomás Nicolás Coppini

Favorecido por el Programa AVE Estudiantil* en 2018


Tags: Observatorio de Acciones Internacionales  



LA POSTULACIÓN AL PROGRAMA AVE

Tomás Nicolás Coppini es estudiante de la Facultad de Derecho de la UNR. Se desempeña como auxiliar de segunda categoría en la cátedra Filosofía del Derecho, una asignatura del último año de la carrera, y tiene una beca de investigación en dicha Facultad.

Desde hace dos años Tomás viene desarrollando, junto al Dr. Elio Galati, un proyecto de investigación referido a “Los principios de prevención y precaución, y la ética biocéntrica.”

En 2018, la titular de la cátedra Filosofía del Derecho, Dra. María Isolina Dabove, pone en contacto a Tomás con el Dr. Javier Dámaso Vicente Blanco, profesor de Derecho Internacional Privado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid. Este vínculo genera la posibilidad de realizar una investigación en el exterior, enmarcada en la mencionada institución española. Con estas palabras lo precisa Tomás: “A partir del proyecto en el que estoy trabajando, propongo un abordaje interdisciplinario para estudiar cómo se desarrollan esos principios dentro de la legislación comunitaria europea.”

Ante esta oportunidad, Tomás Coppini se postula al Programa AVE Estudiantil y resulta favorecido. El Programa contribuye a financiar su viaje a Valladolid.


EL ENCUENTRO INTERNACIONAL

La estancia de investigación de Tomás tuvo una duración de 45 días y tuvo su epicentro en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid y en el Centro de Documentación Europea.

Con estas palabras lo describe Tomás: “Asistí a clases de grado en Derecho Internacional privado, gracias a mi tutor Javier Dámaso Vicente Blanco. También estuve en el Centro de Documentación Europea para relevar material necesario para mi trabajo.”

Al referirse a la universidad anfitriona y a sus particularidades, Tomás relata: “Hay que destacar la infraestructura de la Universidad en general y su rigor académico. También resalto la facilidad que existe en Valladolid para acceder a un material bibliográfico más extenso que en nuestra Facultad, sumado al acuerdo que tienen con el Centro de Documentación Europea que permite extender esa bibliografía. Tienen una plataforma en papel y también una plataforma digital más grande. Me emitieron una credencial como investigador, y esto me permitió acceder a todo el material.”

En este tipo de experiencias se hace inevitable la comparación con lo propio. En este sentido Tomás narra lo siguiente: “Hay una gran diferencia respecto del dinamismo de las clases, allá la participación del alumno no es alta. Todos llevan su notebook, no utilizan el formato papel, prefieren la plataforma digital para acceder al material. Vale la pena destacar nuestro dinamismo en la Facultad de Derecho de la UNR y nuestra capacidad crítica.”

Además agrega: “En materia de investigación, existen muchos valores y mucha constancia en la Universidad de Valladolid. En la UNR también tenemos investigación de excelencia. Algo interesante de ellos es el abordaje interdisciplinario. A mí me gustaría poder acoplar a profesionales de otras áreas a mi proyecto de investigación.”

Respecto de su trabajo de investigación, que actualmente está próximo a publicarse, el estudiante beneficiario del Programa AVE precisa: “Mi trabajo consistió en estudiar los principios de prevención y precaución en la Unión Europea, los aspectos filosóficos de esos principios. La relación entre la filosofía del Derecho y el Derecho ambiental, que es más específicamente mi tema de investigación. Conocer el Derecho comunitario Europeo en clave comparativa con nuestra legislación y nuestra Constitución.”

Con estas palabras remarca el impacto que pretende con el mismo: “El trabajo analiza la legislación europea, ejemplar en la materia, y visualiza las falencias que hay en nuestra legislación. Espero que a futuro mi trabajo contribuya a la comunidad científica y política, para favorecer nuestro Derecho ambiental y el Derecho a la Salud, que en Argentina es muy incipiente.”

Al consultarle algún ejemplo al respecto, Tomás Coppini señala: “Un ejemplo son los cultivos transgénicos que en Francia están prohibidos, mientras que en España, a pesar de ser la mayor productora de alimentos trasngénicos dentro de Europa, su uso está a punto de desaparecer… Mientras tanto, en Argentina el 80% de la soja es transgénica. Actualmente, en España sólo el 2% de los cultivos es transgénico y en Argentina lo es el 75%.”

A lo anterior añade otra diferencia significativa: el etiquetado. De este modo lo especifica: "En cuanto al etiquetado, en la Unión Europea, en el envase para el consumidor final debe figurar que el producto contiene organismos modificados genéticamentes, sin embargo, los productos con trazas de OMG menores a 0,9% no están obligados a cumplir con dicha normativa ya que la presencia accidental están excluida de los requisitos de etiquetado. En cambio, acá no existe ese etiquetado..."

En este mismo sentido, Coppini resalta uno de los lemas que pregona la Unión Europea: “De la granja a la mesa, alimentos seguros y sanos para todos”.

Por otra parte, Tomás también asistió a una Conferencia en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y al Centro de Estudios Latinoamericanos que completaron esta experiencia académica internacional.

A MODO DE BALANCE

En relación a la asignatura en la que participa en la Facultad de Derecho de UNR, esta estancia académica en España le permitió a Tomás acceder a material pertinente que pondrá a disposición de la cátedra. En sus palabras: “Pude profundizar en un filósofo ecologista como Edgar Morin. Fui a Conferencias y conseguí libros en formato papel y digital que aquí no se consiguen. Ese material está a disposición de la cátedra.”

Al consultarle que le diría a otro estudiante que tenga inquietud de participar de este tipo de Programas, Tomás responde rápidamente: “Que lo haga sin dudar. Aunque pierda un cuatrimestre, como me pasó a mí, la experiencia te sirve para encarar lo que te quede de la carrera con más entusiasmo y expectativa. Te incentiva en todo sentido. Es una experiencia que la mayoría de los estudiantes debería poder realizar. Cada estudiante que se va es un logro de la comunidad toda.”

Además, añade respecto de su rol como investigador: “Todo aporte colabora en el crecimiento individual y colectivo, de la población en su conjunto… Yo pienso que el objetivo principal de un investigador no es sólo dar una Conferencia en un círculo elitista sino denunciar las injusticias y tratar de que no sucedan más.”

 

* El Programa AVE Estudiantil es un Programa propio de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la UNR, generado en el marco de la Consolidación Estratégica de su Plan de Internacionalización 2007-2011.


  • Por Fernando Cambas