11 de Diciembre 2019

Noticias

08/04/2019

CAIC: fructífera historia de la criobiología en Rosario

Autoridades, docentes-investigadores y alumnos participaron de las actividades para conmemorar los 10 años del centro de investigación.


Tags: espacio secyt  



Por Claudio Pairoba*

El Centro Binacional Argentina Italia de Investigaciones en Criobiología Clínica y Aplicada (CAIC) celebró sus primeros 10 años. Ubicado en la actualidad dentro de la órbita de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), el Centro surgió como un emprendimiento conjunto entre el Centro Studi Fegato de la Región Autónoma Friuli-Venezia-Giulia de la Universidad de Trieste, y la Universidad Nacional de Rosario, auspiciado por la Cámara de Comercio Italiana de Rosario, la Embajada de Italia y la Fundación Rosario. Las actividades incluyeron un acto académico por la mañana y charlas de divulgación científica sobre criobiología por la tarde.

Autoridades en el acto de apertura
La ceremonia de apertura estuvo presidida por el Rector de la UNR, Héctor Floriani, a quien acompañaron la Secretaria de Ciencia y Tecnología, Elena G. Orellano, y el ex-director del CAIC y actual director científico del Centro, Joaquín Rodríguez. Las autoridades destacaron las actividades de investigación del Centro, pionero en nuestro país y en América Latina y apostaron a un apoyo continuado para su desarrollo.

Seguidamente, Oscar Fay, Claudio Tiribelli y Joaquín Rodríguez tuvieron a su cargo realizar una reseña histórica del CAIC, la cual inevitablemente condujo a hablar de la relación que los tres han forjado a través de los años y que fue decisiva al momento de aunar esfuerzos para la creación del Centro. Fay recordó su encuentro con Tiribelli en la década del ´60, durante los albores del estudio del hígado así como la posterior interacción a lo largo de los años remarcando la dedicación del investigador italiano para la concreción del CAIC. Tiribelli contó que conoció a Rodríguez en 1988, refiriéndose a él como su “hermanito argentino” con quien tiene anécdotas que compartió con la audiencia. “El factor humano es importante y todas las personas que pasaron por Trieste la recuerdan como su casa”, destacó el investigador italiano. Rodríguez rememoró que las colaboraciones con el laboratorio de Tiribelli comenzaron hace alrededor de 30 años destacando que el Centro no se hubiera podido concretar sin la visión y el aporte de sus dos compañeros de mesa. “Utopía sin pasión nunca se concreta” expresó Fay, destacando el peso que la dedicación y el compromiso jugaron como catalizadores para llegar a los 10 años.

El cónsul italiano en Rosario, Martin Brook participó del encuentro manifestando su emoción por las historias contadas en relación a la creación del CAIC, destacándolo como una página en el aporte científico entre ambos países. Brook remarcó el prestigio del sistema científico y universitario de la Argentina haciendo votos para sostener los proyectos de colaboración.

Mesa redonda sobre cooperación
Las actividades matutinas cerraron con la mesa redonda moderada por Claudio Tiribelli y desarrollada por el Rector, Héctor Floriani, y el Agregado Científico de la Embajada de Italia en Buenos Aires, José María Kenny. “Creo que soy un producto de la cooperación entre ambos países”, expresó Kenny quien estudió y trabajó en Italia. Destacó que se están llevando adelantes numerosos proyectos de cooperación dentro del Programa Ejecutivo de Cooperación Científica y Tecnológica entre la Argentina e Italia. Kenny remarcó la excelencia demostrada en el área de la criobiología, punto a tener en cuenta al momento de asignar recursos. En un análisis más amplio, enfatizó que la bioeconomía es una de las áreas a desarrollar entre ambos países, particularmente en la producción de alimentos y energías alternativas. Satélites y Física de Partículas son otros temas de cooperación entre las dos naciones.

Por su parte el Rector Floriani destacó el espíritu de celebración sin perder de vista la proyección evidenciada por las actividades ya en marcha. Destacó la necesidad de enfocarse en cómo atravesar los problemas apostando al largo plazo como lo substantivo. “Hay que tener la plasticidad de visualizar un poco el conjunto relativamente desordenado y estructuralmente destinado a tener cierto desorden y darle una intencionalidad”, manifestó.

Charlas de divulgación
Por la tarde se presentó el ciclo de charlas de divulgación titulado “Charlas en frío: la crio-ciencia argentina”. EL mismo fue introducido por el director del CAIC, Edgardo Guibert, y la presidente de la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación (ASACTeI), Mariana Migliaro. Guibert resumió las temáticas de las charlas que se brindaron a continuación indicando que el objetivo de las mismas era “difundir cómo la criobiología se asocia en la profesión de los científicos que van a ir mostrando sus trabajos esta tarde y cómo puede afectar esa criobiología en la vida cotidiana”. Con otras temáticas, las charlas volverán a concretarse el 31 de mayo. Guibert destacó que las exposiciones serán filmadas para acercarlas a cinco escuelas con el objetivo de que los alumnos conozcan esta disciplina.

A su turno, Migliaro indicó que “la Agencia pone a disposición instrumentos que nos parece, pueden ser interesantes para el sistema científico tecnológico en asociación, muchas veces, con el sector productivo”. “Hoy tenemos la suerte de comenzar a disfrutar parte de ese proyecto que la gente del CAIC presentó dentro de una línea que denominamos ´Comunicación de la ciencia´. Para nosotros, desde el Estado provincial, es una prioridad financiar proyectos de estas características”, remarcó la funcionaria.

Temáticas de las charlas
La primera presentación tuvo por título “¿1904 – El primer experimento de biopreservación en la Argentina?” y estuvo a cargo de Joaquín Rodríguez. La exposición se centró en contar el traslado de huevos de distintas especies de peces con destino a los lagos del sur de nuestro país. La metodología de conservación bajo frío fue decisiva para el éxito del proyecto.

Seguidamente, Claudio Tiribelli contó en su exposición "The international role of the Italian Liver Foundation in translational hepatology" aplicaciones clínicas de la criobiología, centrándose en el estudio del hígado y cómo la aplicación de bajas temperaturas mediante distintas metodologías permite avanzar en el tratamiento de diversas enfermedades.

Por último, en su charla "Criopreservación de los niños del Llullaillaco", Mario Bernaski contó la historia del descubrimiento y conservación de estos cuerpos. La experiencia vincula cuestiones técnicas, culturales y éticas que debieron ser abordadas para llegar a la situación actual, con los cuerpos alojados en el Museo de Arqueología de Alta Montaña. El equipo de Bernaski ha ido adquiriendo conocimientos a lo largo de estos años teniendo en mente que los niños trascenderán a sus cuidadores lo que obliga a aplicar una visión a largo plazo que asegure su correcto mantenimiento.

La noticia ha sido reproducida en medios internacionales:

Agenzia Internazionale Stampa Estero

Inform

Aquí podrá acceder a:

- Presentaciones y audios de las charlas

- Cobertura realizada por el diario bilingüe "Tribuna Italiana"

- Entrevista realizada a E. Guibert por Analía Provensal, conductora del programa "ABC Universidad" de Radio Universidad UNR.

 

*Miembro de la Escuela de Comunicación Estratégica de Rosario y la Red Argentina de Periodismo Científico. Acreditado con la American Association for the Advancement of Science (Science) y la revista Nature.

 


  • Por Claudio Pairoba

+Info

Secretarias

Normativa vigente - SIED

  • 06 de Diciembre 2019
Secretarias

Jornadas Posdoc 2019

  • 05 de Diciembre 2019