17 de Noviembre 2018

Noticias

05/11/2018

Observatorio de Acciones Internacionales - Entrevista a la Psicóloga Cecilia Alejandra Alarcón

Favorecida por el Programa AVE Estudiantil *


Tags: Observatorio de Acciones Internacionales  




LA POSTULACIÓN AL PROGRAMA AVE ESTUDIANTIL

Cecilia Alarcón se ha recibido recientemente de Psicóloga en la Facultad de Psicología de la UNR. Como estudiante avanzada de la carrera, y ayudante alumna de la asignatura Problemas Epistemológicos de la Psicología, se postuló en 2017 al Programa AVE Estudiantil.

La postulación de Cecilia tenía por destino la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla, España. Así lo puntualiza: “Entré en contacto a través de la Prof. Nívoli, quien había viajado a través del Programa AVE docente a Salamanca y allí conoció gente de la Universidad de Sevilla. Yo venía trabajando con la relación entre la epistemología la construcción imagen de la locura y, para avanzar en ese tema, ella me puso en contacto con docentes de Filosofía. Les envié un mail y ellos me respondieron enseguida, aceptando ser anfitriones de mi estancia y poniéndome en contacto con otra docente especialista en Estética. La propuesta era hacer un trabajo integrador, en el marco de una investigación que venía llevando adelante.”

La entonces estudiante Alarcón fue beneficiada por el Programa AVE y accedió de ese modo al financiamiento para su viaje a la ciudad de Sevilla.

LA ESTANCIA EN LA UNIVERSIDAD ANFITRIONA

Cecilia se sintió muy bien recibida y la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla le permitió acceso a toda su oferta de cursos. En estas palabras lo precisa: “Mi llegada fue amena, me recibieron muy afectuosamente. Me dieron los horarios de las clases y me permitieron participar de los cursos de grado, posgrado, doctorado y de los grupos de lectura. La docente anfitriona fue la Dra. en Filosofía Carla Carmona Escalera, experta en Estética.”

Como en toda experiencia de esta índole, se hace inevitable la comparación con lo propio. Al respecto Cecilia remarca: “A diferencia de lo que sucede en la UNR, me impactó que éramos muy pocos: quince en todo 4º año. Ellos tienen un docente por cátedra y todas las materias son cuatrimestrales. Todos los espacios son reducidos, todas las aulas tienen sistema de audio y cada uno lleva su PC. Es muy distinta la forma de dar clases. Hay más tecnología pero también menos participación… Considero que nuestra Facultad tiene mucho más nivel en el grado. Para nosotros el grado es mucho más intenso, incluso la profesora se sorprendía con las lecturas que yo tenía siendo que había hecho un ‘simple’ grado en Psicología.”

Por otra parte, en relación a los marcos teóricos y los discursos académicos, Cecilia subraya: “Considero que la experiencia me sirvió a nivel académico para conocer otras teorías y discursos. Yo hace 6 años que venía escuchando el discurso del psicoanálisis. Allá el psicoanálisis está mal visto, no le dan ningún valor... La materia que más me gustó se llama Corrientes actuales de la Filosofía: se daban los debates entre dos discursos filosóficos contemporáneos. Eso es algo a lo que no estamos muy acostumbrados acá, me refiero a trabajar con autores que están produciendo en este mismo contexto epocal.”

En el ámbito de la investigación, la flamante Psicóloga avanzó en su trabajo de tesina a partir de esta estancia en Sevilla, y el acceso a material específico disponible en la institución receptora. En estos términos lo detalla: “Yo trabajo con la tesis de que se ha construido una imagen específica de la histeria asociada a la mujer (o a la posición femenina, para ser más precisa). Los recursos “extranjeros” a mi materia de los que me sirvo son la fotografía y la pintura. Lo hago desde una postura feminista, apelando a la interdiscursividad, para ello tomo conceptos, categorías y recorridos teóricos de epistemólogos, lingüistas, estetas y psicoanalistas… Este trabajo no hubiera podido desarrollarlo tal y como lo hice desde acá, ya que no hubiera tenido acceso a cierto material que fue clave para la investigación. En Sevilla me encontré con otros modos de pensar la filosofía y la epistemología, con otros discursos que me abrieron la posibilidad de pensar preguntas originales y con nuevas herramientas.”

Además, Alarcón tuvo la oportunidad de presentar lo producido. Así lo puntualiza: “Pude exponer mi trabajo en una jornada que se hizo allí. Fue muy interesante poder ser escuchada por un ‘batallón de filósofos’, siendo que yo vengo desde el campo de la Psicología. Hubo un profundo y productivo debate entre compañeros y profesores.”

A MODO DE BALANCE

Haciendo un balance de la experiencia vivida, Cecilia relata: “Fue genial la experiencia. Pude tomar distancia del discurso que venía escuchando en los últimos seis años, detalle fundamental para poder animarme a conocer nuevas teorías y autores… Fue interesante y enriquecedor no solo en el campo de la docencia, también en el de la investigación, al que logré entender con mayor claridad en la Universidad de Sevilla. Allí los profesores (que tienen que ser doctores sí o sí), hacen 6 meses de docencia y 6 meses de investigación al año. Conocer esto me permitió una apertura realmente inesperada para mi futuro. Yo sabía que la psicología clínica no era mi campo, a pesar de que esta es la salida más fácil para cualquier Psicólogo en Argentina. Tener la oportunidad de viajar y conocer otros modelos de universidad me dio lugar a encontrar otras posibilidades de trabajo, en el campo de la docencia-investigación, que es a lo que realmente quiero dedicarme ahora.”

Esta estancia académica se traduce hoy para Cecilia en nuevas posibilidades y proyectos a futuro. En este sentido señala: “Ahora que me gradué estoy tratando de ver si me aceptan para hacer un doctorado de Filosofía en la Universidad de Sevilla. Además, la Dra. Carla Carmona Escalera me invitó a hacer otra estancia académica allá.”

Por otro lado, al consultarle qué le aconsejaría a un estudiante que esté interesado en participar de este tipo de Programas, Cecilia responde rápidamente: “Yo le diría: ¡viajá! Aunque suene a frase cliché. Quien lo intenta se encuentra con que hay que hacer un montón de papeles y lleva tiempo, pero realmente vale la pena, es una experiencia de la que jamás podría arrepentirse. Viajar es abrirse a conocer nuevas personas, distintas culturas y discursos a los que no estamos acostumbrados. Ojalá existan muchos más AVE Estudiantil.”

LA TRANSFERENCIA

En relación a su propuesta de transferencia tras su regreso a Rosario, Cecilia señala: “Yo doy todos los años unas clases en la materia en que soy ayudante, y le propuse que fueran de lo que yo estuve trabajando. Además, mi trabajo lo voy a difundir en las Jornadas de Investigación de la Facultad de Psicología. También me interesa poder publicar lo que hice.”

Por otra parte, la reciente graduada destaca la necesidad de difundir su experiencia, en tanto puente que la llevó a identificar su perfil profesional como investigadora. Así lo precisa: “Quiero transmitir cómo llegué a la investigación, más allá del contenido del trabajo. En el marco de la cátedra Clínica I, donde también participo, pensé hacer una jornada abierta sobre escritura académica e investigación: ¿cómo es investigar en el campo de las Ciencias Humanas? ¿Cómo se escribe académicamente? Me asesoré mucho al respecto. Nadie me lo contó a mí antes y me parece muy importante transmitir esto… Creo que en escritura académica los estudiantes están muy perdidos, recién en 5to. año de la carrera nos encontramos con materias que nos exigen las normas APA.”


* El Programa AVE Estudiantil es un Programa propio de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la UNR, generado en el marco de la Consolidación Estratégica de su Plan de Internacionalización 2007-2011.

 


  • Por Romina Lucatti