19 de Octubre 2018

Informamos a los usuarios que la Universidad está trabajando en la certificación de protocolos de seguridad web.
Durante dicho proceso, es posible experimentar dificultades en la navegación de subdominios como las páginas web de nuestras Facultades.

Noticias

22/05/2018

Ceccarelli: propuestas del candidato a miembro del directorio de CONICET

El candidato por la Región Litoral brindó una charla exponiendo sus propuestas. La votación comienza el 22 de mayo.


Tags: espacio secyt  



Por Claudio Pairoba*

 

Eduardo Ceccarelli es docente-investigador de la Facultad de Cs. Bioquímicas y Farmacéuticas (Universidad Nacional de Rosario, UNR) y del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, UNR-CONICET). Con motivo de las próximas elecciones para miembro del directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) por el Área Ciencias Biológicas y de la Salud, Ceccarelli se ha presentado como precandidato dando charlas en distintos lugares del país exponiendo su posición ante distintos temas.

Invitado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología, el candidato brindó una charla y dialogó con docentes-investigadores y autoridades de la Universidad el pasado miércoles 18 de mayo en Sede de Gobierno UNR. Elena Orellano y Estela Alvarez (Secretaria y Subsecretaria de Ciencia y Tecnología, respectivamente) estuvieron presentes durante el encuentro el cual también convocó a docentes-investigador@s del área.

¿Cómo surge la idea de postularte como candidato?
Hacía tiempo que pensaba que podría intervenir en algún tipo de gestión en ciencia. Siempre me gustó y me involucré en este tipo de actividades. Cuando escuché que se elegía candidato pensé que podía aportar porque tengo algunas ideas y cuestiones que pienso pueden ser positivas. Dentro de las pocas posibilidades que uno tiene de modificar una institución tan grande en una representación de directorio.

¿Cómo acompaña el entorno?
Lo primero que hice fue consultarlo con mi familia. Este cargo implica viajar mucho a Buenos Aires y estar mucho allá. Necesitaba que me acompañe mi esposa Mónica y también comunicárselo a mis hijos ya que esta decisión implica en cierta manera desatender mis actividades normales. De igual manera lo hablé con la gente de mi grupo de trabajo para comunicarles esta decisión. Después pasé a la tercera etapa que fue hablarlo con los investigadores del instituto para ver si ellos me apoyaban. Sin este apoyo iba a ser muy difícil. Así llegamos a este momento.

De tu charla surge que siempre participaste en gestión y esta candidatura era el próximo paso.
Desde mi punto de vista era un paso lógico para lo que siempre me gustó hacer y que siempre he hecho. No quiero decir que es el final de la carrera, pero estoy en un momento en que uno puede dar este tipo de cosas. Soy investigador superior, en la parte científica he contribuido y trabajado mucho y creo que ahora puedo dedicar parte de mi tiempo, o la totalidad si fuera necesario, a este proyecto.

Hablaste de la presencia constante si se busca lograr objetivos desde el CONICET.
Nosotros trabajamos con el dinero de la gente, quien paga sus impuestos y mantiene estas instituciones. Entonces, lo primero que siempre me planteé es que uno tiene que rendir cuentas de lo que está haciendo. Tiene que comunicar lo que hace porque es una manera de demostrar que el dinero que le han dado y el sueldo que uno ha tenido lo ha usado correctamente. Para eso necesitamos una articulación que es fundamental: los investigadores no podemos comunicar lo que hacemos a todo público y necesitamos un eslabón que nos permita esa comunicación. En este momento eso no está aceitado, el investigador no puede, además, dedicarse a la administración de su laboratorio, al desarrollo de sus líneas de investigación, especialmente en una sociedad que es bastante problemática y convulsionada con muchas actividades. Necesita de un vinculador con la sociedad, quien tiene que poder dar mensajes para que la gente que está en la calle conozca la ciencia de una manera puesta a su altura y explicada. Después, los tomadores de decisión y generadores de opinión tienen que tener otra información que es la del impacto que tiene la ciencia y que en muchos casos desconoce.

Pareciera que a veces se le pide a la ciencia una inmediatez en la generación de resultados que tengan, también, rédito económico.
Aquí hay cosas que no son ventajas producidas en dinero directo en un determinado momento. Por ejemplo, el diagnóstico molecular en la Argentina se estableció gracias a que la investigación trajo la biología molecular a sus laboratorios. Eso, posteriormente, se difundió y derivó en un entrenamiento de la gente. Los hospitales y sanatorios, los bioquímicos y licenciados en biotecnología comenzaron a tener la capacidad de hacer diagnóstico molecular. El impacto que esto tuvo en la sociedad es enorme. No es una cuestión de que alguien pagó por el servicio si no que el conocimiento se difundió y transfirió. Es importante que la gente sepa esto y que quien tiene que definir las políticas de ciencia y técnica también lo conozca.

Esto me recuerda al Simposio Ciencia y Política que se dictó el año pasado y donde se habló de la formación de profesionales que sirvan de interfase entre los científicos y los políticos. Volviendo a las elecciones, ¿cómo es el sistema?
Según el decreto ley del año 1996 que rige la constitución del directorio del CONICET y el sistema de dirección, todos los candidatos que quieran presentarse quedan en estado de precandidatos. Posteriormente hay una etapa de aval, si superan un número de avales pasan a ser candidatos. Estos candidatos se votan y representan a una región. Los investigadores pueden votar a más de un candidato de distintas regiones. Finalmente, los tres candidatos más votados, en esta elección para nuestra Gran Área de Ciencias Biológicas hay solo tres candidatos, pero si hubiera más, los tres más votados integran una terna que es la que se le ofrece al Poder Ejecutivo Nacional (PEN) para que elija quién va a integrar el directorio. Antes de esta legislación, el candidato era elegido directamente por el PEN.

¿Cuándo se vota?
La votación comienza el 22 y termina el 31 de mayo. El 31, al final del día, se sabe el resultado pero después el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación no tiene una fecha definida en la cual tenga que renovar candidatos. Probablemente en el transcurso del año o hacia el fin del mismo, si bien no tengo información al respecto, puede ser que se elija al candidato. Probablemente el cambio de director se hará hacia el año que viene.

Durante tu charla hablaste sobre la federalización del CONICET. ¿Cómo se ha manejado el tema a lo largo de los años?
En sus inicios el CONICET nace en la Capital Federal porque los investigadores que han sido los pilares de la ciencia argentina (Houssay, Leloir y sus grupos) estaban allí. De todas maneras hubo épocas en que ellos mismos promovieron la ubicación de investigadores formados en distintos lugares del país, estimulando la generación de instituciones o el movimiento de investigadores a Rosario, Córdoba, Tucumán, Bariloche, etc. Creo que ellos mismos, en un principio y muy tempranamente, vieron la necesidad de la federalización. Pero, lógicamente, las características que tiene este país, han hecho que este proceso siempre haya sido incipiente. No se hizo todo lo necesario para generar nuevas líneas. Actualmente hay políticas de federalización y acciones para tratar de localizar investigadores en otras regiones. Creo que podrían mejorarse y establecerse algunos sistemas en los cuales uno promueve, si es que tiene presupuesto para eso, la localización en determinadas regiones de grupos específicos y los apoya para que hagan raíces. Sería como poner una planta en un lugar y no regarla. SI no se le dan a ese investigador las posibilidades para que se mantenga económicamente, tenga gente y apoyo para los primeros años que son los más difíciles, no se va a arraigar en ese sitio. Una vez que esté arraigado, él mismo generará un mejoramiento de la disciplina y un movimiento alrededor de él.

¿Agradecimientos?
A toda la gente por el interés que ha demostrado. Es la primera vez que veo tanto interés por discutir y creo que la discusión es fructífera y el intercambio de ideas es productivo. Por eso una de mis posiciones es siempre tener mi visión lo más abierta posible. Discutir, hablar, intercambiando ideas con todo el mundo de manera de que yo pueda aprender lo máximo posible para transferir y argumentar las cosas en las que creo.

 

*Miembro de la Escuela de Comunicación Estratégica de Rosario y la Red Argentina de Periodismo Científico. Acreditado con la American Association for the Advancement of Science (Science) y la revista Nature.


  • Por Claudio Pairoba