23 de Septiembre 2019

Noticias

21/10/2014

“CONTAR CON IMÁGENES” UN ESPACIO DE EXTENSIÓN QUE CRECE

ENTREVISTA A LA LICENCIADA Y PROFESORA EN BELLAS ARTES MARIANA ROMANO: En una charla con el área de Comunicación de la Secretaría de Extensión Universitaria (SEU) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) Romano nos cuenta el desarrollo que fue teniendo el proyecto de extensión “Contar con imágenes. Talleres de expresión plástica para niños en barrios” a lo largo de su ejecución durante el presente año. La propuesta extensionista ideada desde la Facultad de Humanidades y Artes (FHyA) es financiada por la SEU desde la 6º convocatoria de Proyectos Sociales bajo el lema “La Universidad y su compromiso con la Sociedad”.


 



¿Cómo se fueron cristalizando los objetivos plasmados en el proyecto?

-Considero que la palabra cristalizar es muy oportuna en este caso para reflexionar sobre los objetivos, ya que por un lado se ha concretado buena parte de lo planteado y el proyecto fue tomando forma y por otro se puede percibir cierta fragilidad propia del elemento y propio de un trabajo que depende del funcionamiento de organizaciones o instituciones barriales y sus problemáticas para sostenerse en el tiempo a la par de un financiamiento para subsistir.

¿Qué repercusiones tuvieron del entorno socio-comunitario con respecto al mismo?

-En los últimos años notamos un crecimiento tanto en los talleres, como en la recepción del proyecto en la Facultad. Muchos niños vuelven a elegir integrar este espacio, esperan las propuestas, el contacto con los materiales, el paseo, las exposiciones, el momento de encuentro. Como muestra un referente del Taller de la Libertad nos comentó, este año, que vio un cambio en las producciones de los niños/as. Por ejemplo en el Centro Cultural Cine Diana y la Cooperativa Casiano Casas los niños difundieron el taller en sus escuelas y se acercaron sus compañeros que no viven tan cerca del lugar; mientas que en el Centro Comunitario Esperanza Unida ampliamos la edad establecida para que los hermanitos pudieran participar; y niños de dos, tres y cuatro años tuvieron sus primeras experiencias con colores y arcilla.

¿Cómo analiza el compromiso de los estudiantes de la FHyA con el mismo?

-Notamos un mayor compromiso de los estudiantes que semana a semana se trasladan a una esquina de Rosario para compartir con otros un momento a través del arte e idean propuestas artísticas y lúdicas. Este año concretamos un curso de cerámica para los estudiantes. Se llegó a recorrer las distintas técnicas de cerámica en los talleres y se desarrolló la muestra anual en la Facultad en el marco del Congreso Nacional de Extensión, exponiendo junto a artistas de Jujuy y la región. En este momento se proyectan las muestras finales en los barrios. Otro aspecto a destacar refiere a los encuentros con los estudiantes en la Facultad, año a año aspiramos a que estos encuentros se asemejen a las formas de educación popular: horizontales, distendidos a través de actividades lúdicas, problematizando las realidades y a la integralidad, específico de las experiencias extensionistas. Si bien hemos trabajado en ese sentido todos estos años, este año, con la participación de residentes de Ciencias de la Educación y de la Formación docente de Bellas Artes, hemos realizado encuentros que cumplieron estas expectativas con saldos muy positivos.

¿Surgieron inconvenientes o contratiempos en su desarrollo?

-La zona frágil del proyecto es en relación con organizaciones barriales con más años junto al Programa debido a cambios de gestión o pujas partidarias. Situaciones en las que no queremos vernos involucrados, pero afectan nuestra tarea y debilitan la autonomía que pretendemos. A su vez, Contar con imágenes, en este momento, se mueve en cinco barrios y sumado a los grandes aumentos de los materiales necesita, para su continuación de un aporte mayor o que no dependa año a año de posibles convocatorias.

¿Cuál es la respuesta de los chicos que participan del proyecto?

-Observamos que los niños y niñas lograron un sentido de pertenencia del taller: se sienten libres de opinar, proponer, invitar a otros amigos, moverse en los espacios como suyos. Por ejemplo en el Centro Cultural Cine Diana y la Cooperativa Casiano Casas observamos un acercamiento de las mamás/papás, un mayor interés en las actividades y el acompañamiento a la muestra en la Facultad. También hemos sobrellevado situaciones desagradables: luego del trabajo de tres sábados, los niños habían terminado sus mates de arcilla con engobes, se estaban secando y un grupo de jóvenes (en una fiesta que se organizó en el establecimiento) tiraron por las escaleras los mates sin dejar uno sano. Estos actos de vandalismo suceden, son parte de la grave situación social que vivimos sin respeto por los logros de los demás, creo, denotan una impotencia por no poder participar de esos logros, creo que no encontramos otras respuestas.

¿Cuál es la importancia a nivel social que tiene el proyecto?

-Puedo hablar en plural porque compartimos, con el equipo de coordinación, estos conceptos: estamos convencidos de la importancia de la educación artística, de los alcances que tiene el arte, la manera de comunicar, su valor (ciertamente por la diversidad de expresión), su poder de unir, de transportarnos a otros valores alejados del individualismo, el consumo y la globalización que enajenan. Estos espacios brindan la posibilidad de aprender experimentando, jugando, creando; en un ámbito de taller, de diálogo. Se desarrollan en lugares generados por vecinos para apoyar de esta manera su accionar.

Como una espacie de balance, el equipo extensionista dirigido por Romano comentó que “lo más probables es que no se presenten en las convocatorias de proyectos y en cambio acreditar, el año próximo, el Programa Integrando para poder garantizar su continuidad”.


  • Por Comunicacionseu

+Info

Secretarias

CONVOCATORIA DOCENTES EXCLUSIVOS CONCURSADOS 2019

  • 13 de Septiembre 2019
Secretarias

Inscripción 2019 al Programa de Posdoctoración

  • 11 de Septiembre 2019