16 de Octubre 2018

Informamos a los usuarios que la Universidad está trabajando en la certificación de protocolos de seguridad web.
Durante dicho proceso, es posible experimentar dificultades en la navegación de subdominios como las páginas web de nuestras Facultades.

Noticias

09/07/2009

Federico Schuster: “Los piqueteros son personas que han perdido su trabajo y su mundo de sentido

Federico Schuster es filósofo, doctor en Inglaterra sobre Teoría Social y actual decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Visitó la ciudad de Rosario para dictar un curso de Posgrado en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales y conversó sobre las  protestas sociales y movimientos piqueteros, eje de sus investigaciones. 


 



¿Cuál es el origen del movimiento piquetero?

Hay una conferencia que dio hace muchos años Pierre Bordieu, el gran  sociólogo francés, ante un  conjunto de desocupados europeos que constituían un movimiento de protesta donde dijo que “la existencia de un grupo de desocupados es un milagro sociológico”. ¿Por qué? Porque la sociología históricamente ha pensado que la forma de agregación era el trabajo. En el modelo de la industrialización del sigo 19, la fábrica es un espacio común, de agregación, dónde los sujetos tienden a identificarse los unos a los otros por que hacen tareas similares, en espacios y horarios similares. Tienden a vivir en el mismo barrio con expectativas similares que van generando identidades comunes. La desocupación desagrega, pone a los sujetos en situaciones desesperantes, los pone a luchar unos contra otros en la búsqueda por salvarse. Entonces siempre se ha dicho que la acción colectiva surge de los empleados y no de los desempleados. Sin embargo, cuando un milagro se repite mucho, no es tan milagroso. Efectivamente, la historia ve los movimientos de desocupados.

 

¿Cómo surgen estos movimientos de protesta en nuestro país?

En el caso de Argentina, lo que hay que ver es dónde surgen, que es un tema muy importante. Si bien los que impactaron desde fines de la década del 90 y ya casi comienzos del nuevo siglo han sido movimientos de las grandes urbes metropolitanas, la protesta piquetera nace en localidades pequeñas del interior del país, primero en Neuquén en Cutral-Co y después en Salta, en Mosconi.

 

¿Y qué características tiene estas localidades que justifiquen tal aparición?

Algunos dicen que tiene que haber mucha pobreza y sí, efectivamente son lugares de mucha pobreza. Además, que tiene que haber habido una industrialización previa de modo tal que los sujetos tenían conciencia obrera, que no era una conciencia de sujetos históricamente pobre, estructuralmente pobre. Sin embargo, hay un tercer elemento que han señalado los investigadores: es que ahí estaba YPF. Esta hipótesis es muy importante para entender el primer movimiento piquetero en Argentina, porque YPF no era sólo una empresa productiva estatal sino que era un mundo de sentidos.
Era una localidad que vivía en torno a YPF, los trabajadores vivían en el barrio de YPF, sus hijos iban a la escuela de YPF, su proveeduría, su mutual, su club, su escuela. Es decir, un mundo de sentidos familiar que cuando YPF se privatiza lo primero que la empresa Repsol hace es desarmar esa estructura empresaria y lleva a una fuerte desocupación.
Nuestros primeros piqueteros son el resultado no sólo de la pérdida del empleo y  del fracaso del proceso indemnizatorio, es decir, pasan más o menos 4 años hasta que se acaba el dinero de las indemnizaciones y no hay manera de sostenerse fuera del trabajo formal y se encuentran en una situación de enorme gravedad. Y ahí van a aparecer los sujetos que han perdido su trabajo y su mundo, su horizonte de sentido.

 

¿Qué fines persiguen estos grupos de desempleados?

Hay que ver que las protestas de desocupados nacen en combinación con otras protestas de trabajadores ocupados estatales, maestros. Y entonces frente a la protesta de los desocupados aparecen pidiendo sus propias demandas, sus propios reclamos y buscan una manera de presentarse para ser tenidos en cuenta. El trabajador ocupado qué hace para ser tenido en cuenta y llamar la atención: corta la cadena de producción, para, hace la huelga y de esa manera corta la producción capitalista. El desocupado no puede hacer esto entonces corta las rutas, corta la cadena de distribución de las mercaderías. Lo que más impacto le dio no fue la cosa sólo estratégica de cortar la distribución de mercaderías, sino la visualización social, se puso en las cuentas, hubo que empezar a tenerlo en cuenta a ese sujeto que estaba en una situación de extinción como lo llama un sociólogo colega, que iban desapareciendo  del mapa, que no existían, no eran empleados, no estaban en el horizonte de la empleabilidad, no había políticas hacia ellos. Cuando se ponen en las rutas aparecen en escena, tiene que ser tenidos en cuenta, salen en la tv, en los diarios, los gobiernos y los partidos políticos tienen que empezar a hablar de ellos y así nace hacia mediados de los años 90 un movimiento que marcó de un modo muy importante la realidad social y política de Argentina.

 

¿Qué diferencias hay entre los primeros  piqueteros y los de hoy?

Hay cambios muy importantes. Hay dos períodos piqueteros: los que van del 95 al 99/2000 el piquetero de ruta que no desaparece pero aparece eclipsado por el piquetero metropolitano.
En el área metropolitana de Bs As es muy notable que uno de los distritos más poblados del país y con una historia de industrialización y posterior desindustrialización y desempleo que es el partido de La Matanza tardó muchísimo en tener cortes de rutas y movimientos piqueteros. Esto está estudiado y es muy interesante. Recién en el año 2000 se pudo hacer un gran corte en el partido de La Matanza y con una enorme asamblea donde participó la Central de Trabajadores Argentinos. Es interesante ver que los sindicatos no desaparecen del todo, no es una protesta pura de desempleados sino que siempre hay una vinculación sindical. Y ese corte de ruta marca el surgimiento de los piqueteros urbanos.

 

¿Qué características tiene estos nuevos piqueteros?

En general, son grupos que tiene una mayor vinculación sindical,  empieza una forma permanente de organización que lleva a un debate sobre la organización, el asambleísmo, sobre el vínculo con las organizaciones sindicales, con los partidos políticos y entonces comienza toda una nueva forma de debate sobre los movimientos de desocupados con impacto en las sociedades. Avanzan rápidamente sobre los centros urbanos y tienen un gran impacto cultural, social, político y ponen en cuestión las formas políticas, empiezan a discutir de qué se trata la solución de sus problemas y ya no es sólo la cuestión de la atención de sus necesidades sociales. Y en la búsqueda de algo totalmente surgen los movimientos autonomistas que han sido, en parte, una de las cosas más originales que surgieron en estos años pero también las más frágiles en la medida que tienen que inventar algo totalmente nuevo sin una estructura organizativa.


  • Periodistas: Silvana Di Stefano -
  • Fotógrafos: - -
  • Infografía: -
  • Realizadores: -