21 de Abril 2018

Informamos a los usuarios que la Universidad está trabajando en la certificación de protocolos de seguridad web.
Durante dicho proceso, es posible experimentar dificultades en la navegación de subdominios como las páginas web de nuestras Facultades.

Noticias

17/10/2017

‚??Lo que m√°s valoro en la evaluaci√≥n es el compromiso del equipo extensionista con su propuesta‚?Ě

ENTREVISTA. Luego de la primera jornada de Evaluaciones Presenciales de Proyectos de Extensión de la 10º Convocatoria de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) quedaron consideraciones del Secretario de Extensión de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). El doctor Daniel De Michele con amplia experiencia en gestión universitaria y como evaluador de proyectos ponderó esta instancia como definitoria a la hora de evaluar el compromiso del equipo extensionista con su propuesta. “El compromiso aparece dibujado en el rostro de las personas que hablan con sinceridad y certeza durante el proceso de la evaluación” apuntó.


 



SEU-Comunicación: -¿Qué valoración hace del espacio de Evaluación Presencial?

DDM: -En épocas de la educación virtual la comunicación cara a cara es el instrumento esencial en la transmisión de ideas, iniciativas y objetivos en el ámbito de la Extensión Universitaria. Necesitamos mientras que se evalúan proyectos apreciar el valor de una iniciativa de extensión sea esta una pequeña actividad o un extenso programa. La coyuntura reclama la presencia del otro, o sea del extensionista propositor. Es necesario contar con el relato de su idea, la expresión de su convicción para empujar con fuerza esta propuesta y la alegría de compartir con otro la forma en que se ha pensado para desarrollarla. La experiencia me ha enseñado que el apego absoluto a los formularios llenados con obsesión metódica no siempre se relacionan con los mejores proyectos en la práctica. La conversación cara a cara que ocurre en la evaluación presencial permite acceder a capas internas de los proyectos de extensión invisibilizadas a través de los indicadores, la retórica y las formas académicas así como otros dispositivos que nosotros mismos, desde la gestión, solicitamos dentro de estos formularios. Por lo dicho rescato el espacio de la evaluación presencial como una herramienta valiosa y única en la apreciación del valor de una propuesta de extensión.

SEU-Comunicación:-¿Qué criterios de evaluación pone en juego como evaluador?

DDM:-Clásicamente se habla de pertinencia, relevancia, factibilidad, interdisciplina y otros atributos de los proyectos que los vuelven más o menos elegibles. Asegurando todo lo dicho he aprendido que hay un valor que no puede faltar sin que nuestro proyecto no sea más que una idea bien escrita y ese valor es el compromiso del equipo. No es tan fácil ni tan difícil detectar el compromiso en los equipos que aspiren a trabajar en extensión; lo que es difícil francamente es detectarlo en un escrito, más bien creo que el compromiso aparece dibujado en el rostro de las personas que hablan con sinceridad y certeza durante el proceso de la evaluación. Puede hallarse en la mirada de los universitarios comprometidos; en un mano a mano se puede detectar, pero lo que no se puede es fingir el compromiso así que cuando evaluamos colegas y alumnos mirémoslos a los ojos y busquemos códigos de convicción y compromiso. Este es el criterio más importante que pongo en juego como evaluador y me lanzo de cabeza cuando alguien me hace sentir que está jugado con lo que nos propone en esos pocos minutos. Priorizando el compromiso nunca nos equivocaremos en extensión.

SEU-Comunicación:-¿Cuál es la experiencia desarrollada en la UNER?

DDM: -El sistema de proyectos de extensión de UNER tiene 25 años de funcionamiento y la introducción de la evaluación presencial 22 años dentro del mismo. Hace más de dos décadas que utilizamos la modalidad presencial para evaluar todas las categorías de propuestas de extensión generadas por cátedras y estudiantes. A lo largo de esta trayectoria hemos cambiado algunas normas en cuanto a la presentación, formatos y requisitos pero siempre hemos mantenido la evaluación presencial pues entendemos que escuchar las propuestas venidas de la pluralidad de voces de los equipos de extensión es la forma más segura y objetiva de apreciar el valor de las ideas. Nuestras reglas de juego permite a los jurados sugerir reformulaciones de algunos aspectos de la presentación, siempre que no sean cambios estructurales, esto obliga a los jurados a detectar algún error, sugerir la corrección y en un tiempo que no sobrepase la semana permitir que el proyecto no se pierda y el equipo a su vez se compromete a corregir lo objetado. Este diálogo repara el problema y genera aliento y no frustración lo que ocurriría si en una devolución escrita se señalara el error y se rechazara el proyecto.

SEU-Comunicación:-¿Por qué es importante que exista la figura del evaluador externo?

DDM: -Entiendo que la figura del evaluador externo es tomada de la mecánica de integración de los jurados de los concursos docentes. La presencia en la triada evaluadora de una mayoría externa a la universidad es una señal de las instituciones universitarias que destacan y aportan transparencia y confianza a los participantes. A su vez hay mecanismos que aseguran idoneidad de los evaluadores externos de proyectos de extensión tal como los bancos de evaluadores por universidad o los bancos evaluadores de REXUNI (Red Nacional de Extensión Universitaria). En épocas de polisemia en extensión y habiendo comprobado por experiencias propias el diverso desarrollo y enfoques de extensión en más de las cincuenta universidades nacionales es importante antes de iniciar la evaluación que exista una breve entrevista entre las autoridades de la universidad convocante y los evaluadores para expresar las políticas en extensión seguidas por la universidad anfitriona al momento de la evaluación. Otro agente importante es el evaluador interno quien puede colaborar en este asunto poniendo al tanto de la realidad de la extensión en su universidad a los visitantes. No olvidemos que en el conjunto de las universidades nacionales hay instituciones con tres años de vida y otras con cuatrocientos por lo tanto no en todos lados ocurre lo mismo. Esto no debe confundirse jamás con tráfico de influencia. En suma se espera que el evaluador externo aporte al concurso su formación en extensión, equidistancia, ecuanimidad y transparencia.


  • Por Comunicacionseu

+Info

Secretarias

ACTAS DE REUNIONES

  • 20 de Abril 2018