19 de Junio 2018

Informamos a los usuarios que la Universidad está trabajando en la certificación de protocolos de seguridad web.
Durante dicho proceso, es posible experimentar dificultades en la navegación de subdominios como las páginas web de nuestras Facultades.

Noticias

16/05/2016

EL “ROPERITO MATERO” DEL CEAC UN ESPACIO SOLIDARIO Y DE CONSTRUCCIÓN DE IDENTIDADES

En el Centro de Asistencia a la Comunidad (CeAC), dependiente de la Secretaría de Extensión Universitaria (SEU) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) se viene llevando a cabo una actividad en la que convergen la solidaridad y la contención al tiempo que permite acompañar y ayudar a quienes participan de la misma. El “roperito matero” funciona todos los jueves de 10 a 11 en Esmeralda 2363 de la localidad de Rosario y forma parte de una de las actividades de este programa de extensión universitario que funciona desde hace 30 años en el barrio República de la Sexta, cercano al Centro Universitario Rosario (CUR).


 



Esta actividad que comenzó allá por noviembre de 2015 tuvo sus primeras intensiones en cubrir necesidades de parte de la comunidad que se acerca al centro de salud que la institución contiene como mera acción solidaria, pero con el transcurrir de los encuentros fue convirtiendo su meta primaria y virando su razón de ser hacia un espacio de contención para las mujeres que semana tras semana se reúnen para algo más que clasificar y entregar ropas a quienes lo necesitan.

Por aquel entonces Jésica, una de sus integrantes, junto a Griselda, asistencia social del CeAC, vieron la necesidad de conformar este ropero solidario “en donde la plata no está de por medio” para paliar urgencias que mujeres del barrio planteaban. A ellas paulatinamente fueron uniéndose otras como Natalia, Susana, Selene, Daniela, Evelina, Grisel y Analía. Lo que primero fue clasificar, doblar, guardar y entregar ropa, ya sean estas prendas femeninas, masculinas como de niños y calzados, se fue convirtiendo en un espacio de encuentro en donde mate de por medio surgían cuestiones relacionadas a las vivencias de cada una de las integrantes. “Este espacio además es nuestro lugar de contención porque muchas veces venimos a buscar algo al ropetiro pero terminamos charlando, desahogándonos y encontrando nuevas formas para nuestras vidas” comentó Jésica quien además reconoce que “a veces algunas estamos encerradas en nuestros problemas y acá encontramos la palabra de profesionales que nos acompañan y nos aportan para poder salir de nuestros problemas”.

“Ayudamos y también nos ayudan, es un ida y vuelta y también pasar un buen momento entre nosotras” dice Susana. Las mujeres resaltan que “lo mínimo que alguien no tenga en uso es un aporte muy importante que si bien no es la solución a los problemas nos permite progresar” comentó Natalia.

Quien concurra al roperito puede llevarse alguna prenda que necesiten en forma libre; “acá no hay dinero de por medio, es todo gratuito y la ropa que cada uno se lleva es lo que cada uno elige, nosotras no somos las que decimos qué es lo que se tiene que llevar la persona” comentan las integrantes del espacio, mujeres del barrio que ahora “pueden mirarse a la cara, conversar y formar amistades y compañerismo” remarca Jésica.

Este espacio permitió cambios de relaciones entre estas vecinas en la República de la Sexta. “Muchas veces en los barrios bajos el problema está en las relaciones entre los vecinos, acá aprendemos no solo a ser solidarios, sino a compartir y sacar esos prejuicios con el vecino y esto permite poder comunicarnos y hasta hacer amistades o tener momentos de compañerismo fuera del lugar”reconocen.

 

Las donaciones que se pueden acercar al CeAC son: ropas y vestimentas de todo tipo, calzados, cosas que puedan ser útil para el cuidado de los más chicos como cochecitos, sillitas, utensillos, guardapolvos, mochilas, o “todo lo que se usen y otras personas pueden necesitar”. En estos momentos se necesitan más frazadas, sábanas y ropa de abrigo.

El roperito matero ya no es un espacio en donde solo se va a buscar ropa, sin dudas es otra cosa que trasciende lo material, tal es así que hasta una de las integrantes vive en Villa Gobernador Galvez y al enterarse por un familiar se acerca todos los jueves a compartir el momento. “Siento compromiso no solo con la actividad que tenemos en el roperito sino con la gente, son personas a las que uno ve constantemente en el barrio y necesitan una ayuda. Además me di cuenta de una curiosidad: antes en el barrio las chicas no se hablaban y desde que comenzaron a venir acá pueden juntarse fuera de este espacio, hablan, conversan y este compañerismo que se está logrando acá es muy bueno para la convivencia” comenta Jésica con un hilo de emoción en su voz.
 
Por su parte desde la institución creen que este espacio que se pensó en conjunto con la comunidad como “un espacio netamente comunitario se convirtió en un lugar en el cual se intentan trabajar varias cuestiones, incorporando temas a las charlas como los referidos a maternidad, sexualidad, vacunación al tiempo que invitamos a los profesionales que forman parte del CeAC a que les den charlas, compartan algunos momentos en los que pueden aportar algunas temáticas específicas de estos tiempos para que se re-trabajen y discutan entre mate y mate” comenta fuentes del Centro de Asistencia a la Comunidad.
 
Es un espacio amplio y abierto a la comunidad en el que se pueden aportar ideas para seguir trabajando, un lugar sostenido por las chicas que son las que están todos los jueves, casi como un ritual lo renuevan y lo fortalecen. Un espacio construido jueves a jueves desde lo comunitario.
 
Para acercar las donaciones pueden concurrir al CeAC, Esmeralda 2363, de lunes a viernes de 8 a 17 horas. Para mayor información comunicarse con el Tel:0341-4808582
 

EN EL ROPETIRO MATERO SE ESCUCHÓ:

“Tengo una vida jodida y esto me ayudó para avanzar en mi casa”

“Este espacio es muy necesario, cuando algún jueves es feriado lo extrañamos porque sentimos esa falta”

“Aquí el dinero no juega, todo es totalmente gratuito”

“En este espacio también nos ayudamos para poder salir adelante con otros ideales”

“La idea es poder comunicar esto que hacemos para que otras personas que lo necesiten puedan venir, llevarse ropa y compartir momentos a través de un mate y una charla”


  • Por Comunicacionseu