Rosario, 21/09/2017 | 02:39
Noticias RSS
Blog de notas

UNESCO destaca los avances de Argentina en materia educativa


El informe “Educación para Todos” (2000-2015) reconoce avances en Latinoamérica y ubica a nuestro país entre los índices más altos de escolaridad primaria e inversión educativa.

El nivel de escolarización primaria en el país alcanza el 99,1 por ciento.

Imágenes

En 2000, en el Foro Mundial sobre la Educación que se celebró en Dakar (Senegal), 164 gobiernos concertaron el Marco de Acción de Dakar - Educación para Todos: cumplir los compromisos comunes, poniendo en marcha un ambicioso programa orientado a la consecución de seis vastos objetivos educativos para 2015. En respuesta a ello, la UNESCO empezó a elaborar los informes de seguimiento de la EPT en el mundo para supervisar los avances, señalar las deficiencias persistentes y formular recomendaciones con miras a la agenda mundial para el desarrollo sostenible después de 2015.

 

Luego de 15 años, el organismo presenta los resultados del informe elaborado, desde el cual se desprende que sólo uno de cada tres países del mundo alcanzó los seis objetivos. “Se ha avanzado mucho en todo el mundo desde 2000, pero todavía no se ha alcanzado la meta. A pesar de los esfuerzos de los gobiernos, la sociedad civil y la comunidad internacional, la Educación para Todos no se ha hecho realidad en todo el mundo”, introduce el informe. Las metas establecidas abarcan seis ejes centrales: 1) Atención y educación de la primera infancia, 2) Enseñanza primaria universal, 3) Competencias de jóvenes y adultos, 4) Alfabetización de los adultos, 5) Igualdad de Género, 6) Calidad de la Educación

 

El documento revela que en Latinoamérica y el Caribe alrededor de 33 millones de personas adultas no saben leer y escribir.  El índice de analfabetismo en la región, a pesar de los progresos alcanzados en muchos países, se redujo un 26 por ciento, cifra que no logra la meta del 50 por ciento previsto. Hay todavía 3,7 millones de niños sin escolarizar.

 

En 12 de los 18 países de la región sobre los que se dispone de datos relativos al gasto público en educación, se puede observar que su índice supera al del crecimiento económico.  En países como Brasil, Guatemala y Argentina, se registran importantes avances en el acceso a la escuela primaria de los niños de familias pobres. A esto han contribuido los sistemas de transferencia de dinero en efectivo aplicados con éxito, como es el caso de la Asignación Universal por Hijo en nuestro país, y su impacto sobre los niveles de escolarización. 

 

 

Argentina y Uruguay son los países sudamericanos con el nivel de escolarización más alto, alcanzando el 99,1 por ciento, mientras que el promedio de la región descendió del 94 al 92 por ciento en nivel primario. Argentina posee el gasto público más alto en educación, con una inversión que implica el 6,2 por ciento del Producto Bruto Interno. 

 

En educación secundaria, la tasa neta de matrícula alcanzó los 89,06 por ciento en el año 2012.  No obstante, desde el Ministerio de Educación de la Nación se plantea como prioritario el desafìo de extender la cobertura y lograr trayectorias escolares que garanticen la permanencia y el egreso de los jóvenes. 

 

Por otro lado, mientras que en la región hay 3.300 estudiantes cada 100.000 habitantes, en Argentina el promedio llega a 4.400 alumnos cada 100.000 habitantes. Desde el 2000, nuestro país incrementó un 30 por ciento el número de estudiantes universitarios. UNESCO destaca también al país por sus avances en materia de educación intercultural bilingüe a través del Programa Integral para la Igualdad Educativa, el programa Conectar Igualdad, así como la instrumentación de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y su impacto en los niveles de inclusión educativa. 

 

En el mundo 

 

A nivel global, entre los resultados positivos está la disminución del número de niños y adolescentes sin escolarizar en casi la mitad desde 2000. Se estima que se ha escolarizado a 34 millones de niños más gracias a la aceleración de los avances desde Dakar. Los mayores avances se lograron en la paridad entre los sexos, sobre todo en la enseñanza primaria, aunque sigue habiendo disparidades de género en casi la tercera parte de los países con datos. Los gobiernos también han intensificado las labores de medición de los resultados del aprendizaje mediante evaluaciones nacionales e internacionales, que utilizan para conseguir que todos los niños reciban la calidad educativa que se les prometió.

 

En el mundo todavía hay 58 millones de niños sin escolarizar y otros 100 millones que no terminan la enseñanza primaria. La desigualdad en la educación ha aumentado, y los más pobres y desfavorecidos cargan con las peores consecuencias. La probabilidad de no ir a la escuela es cuatro veces mayor entre los niños más pobres del mundo que entre los más ricos, y cinco veces mayor la de no terminar la enseñanza primaria. Los conflictos siguen siendo enormes barreras para la educación, y la ya elevada proporción de niños sin escolarizar que vive en zonas de conflicto va en aumento. Globalmente, la mala calidad de aprendizaje en la enseñanza primaria hace que todavía haya millones de niños que dejan la escuela sin haber adquirido las competencias básicas.

 

Además, la educación sigue estando insuficientemente financiada. Muchos gobiernos han incrementado el gasto educativo, pero pocos han dado prioridad a la educación en los presupuestos nacionales y la mayoría le asigna menos del 20% recomendado para subsanar los déficits de financiación. Algo similar ocurre con los donantes que, tras impulsar en un principio los presupuestos de ayuda, han reducido desde 2010 su apoyo a la educación y no han dado la suficiente prioridad a los países más necesitados.

 

El informe exhorta a la comunidad mundial a “poner mayor empeño en la financiación en todos los ámbitos. Aunque sean los gobiernos los que sufraguen el grueso del gasto en educación, la comunidad internacional ha de redoblar esfuerzos para mantener e incrementar las ayudas, sobre todo en los países de ingresos bajos y medianos bajos, donde las necesidades son mayores. La futura agenda requerirá también unas labores de seguimiento aún mayores, incluidos el acopio, el análisis y la difusión de datos, para lograr que todos los interesados rindan cuentas”.



  • Publicado: 2015-04-10
  • Periodistas: Patricio Irisarri
  • Fotógrafos:
  • Infografía: Patricio Irisarri
  • Realizadores:
  • Categoria: Educación

Comentarios


Escribe hasta 800 caracteres.

Cuanto es: 50 + 1?

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar .