Rosario, 26/09/2017 | 04:09
Noticias RSS
I+D - Investigación más Divulgación

Sensores luminiscentes para monitorear la contaminación


Dos científicas de nuestra universidad al frente de un proyecto que desarrolla nuevos métodos luminiscentes para detectar la presencia de contaminantes químicos ambientales.

La información se obtiene a partir de medidas de emisión de luz que incluyen los fenómenos de fluorescencia y fosforescencia.

Imágenes

Video

 

Desde hace varios años el equipo de investigadores comandados por las Dras. Graciela Escandar y Gabriela Ibañez, docentes del Depto. de Química Analítica de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas, investigadoras de CONICET e integrantes del Instituto de Química Rosario (IQUIR ), se encuentra trabajando en el desarrollo de métodos analíticos, a partir de técnicas luminiscentes, para la determinación de compuestos de riesgo ambiental.

 

Un sensor químico luminiscente es un dispositivo que, como resultado de su interacción con un determinado compuesto de interés, convierte la información química en una señal luminosa. Es decir que los datos se obtienen a partir de medidas de emisión de luz que incluyen los fenómenos de fluorescencia y fosforescencia.

 

El proceso de fluorescencia es extremadamente rápido y ocurre cuando ciertas moléculas absorben energía y luego la re-emiten en forma de luz, durante el tiempo que permanece el estímulo que la provoca. La fosforescencia es similar pero mucho más lento, allí la re-emisión de la energía absorbida se produce aún cuando la fuente original de irradiación se ha apagado.

 

Según explican las investigadoras, una de las ventajas de los sensores luminiscentes es que poseen una alta sensibilidad, esto significa que permiten determinar una cantidad extremadamente pequeña del compuesto de interés en las muestras. Por otro lado,  los análisis realizados con este método brindan resultados en forma rápida y en muchas ocasiones no es necesario transportar la toma de muestra al laboratorio, sino que puede realizarse en el mismo sitio investigado.

 

El objetivo no sólo es detectarlos sino también poder cuantificarlos, ya que establecer el nivel de un contaminante permite determinar también si ese compuesto se encuentra presente por debajo o por encima de los niveles permitidos por las agencias de control ambiental y es a partir de obtener esa información, que se pueden tomar las decisiones adecuadas para remediar y/o evitar la contaminación.

 

Con este método el equipo trabaja con muestras de agua potable, agua contaminada y lodo activado, así como también muestras del Río Paraná y sus afluentes principales en diferentes zonas, llegando a determinar hidrocarburos aromáticos y agroquímicos de uso frecuente (herbicidas, fungicidas, insecticidas). Hoy se encuetran trabajando en torno a contaminantes emergentes como, por ejemplo, antibióticos, hormonas esteroideas y medicamentos utilizados en enfermedades crónicas, que no están dentro de las regulaciones que controlan la calidad del agua, pero que representan una potencial amenaza para los seres vivos.

 

“Nosotros nos abocamos a conseguir métodos de determinación que sean rápidos, económicos y que se ajusten a la llamada Química Verde, que busca desarrollar métodos que reducen o eliminan el uso de reactivos nocivos. Los sensores en general, no utilizan grandes cantidades de solventes orgánicos y se pueden implementar utilizando una mínima cantidad de sustancias peligrosas", afirman las investigadoras.



  • Publicado: 2012-09-10
  • Periodistas:
  • Fotógrafos:
  • Infografía:
  • Realizadores: Ivana Mondelo
  • Categoria: Ciencia

Comentarios


Escribe hasta 800 caracteres.

Cuanto es: 37 + 5?

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar .