Rosario, 21/07/2017 | 07:38
Noticias RSS
Noticias Institucionales

“Leete Algo”: una propuesta solidaria


 

Se trata de un proyecto de voluntariado universitario radicado en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales que apunta a la contención de personas con discapacidad visual.

Laboratorio de Sonido, donde se realizan las lecturas para el repositorio.

Imágenes

 

“Leete Algo” es una proyecto coordinado por el Area de Inclusión de la Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales cuyo objetivo fundamental es colaborar para que la educación pública alcance el horizonte concreto de la inclusión social. Para ello, se propone organizar un repositorio sonoro de consulta permanente que genere la Inclusión y accesibilidad de muchos estudiantes discapacitados visuales. 
 
Integrado por voluntarios docentes, estudiantes, graduados  y personal administrativo de la facultad, este proyecto es uno de los pocos espacios en el que los cuatro claustros (Trabajo Social, Comunicación Social, Ciencia Política y Relaciones Internacionales) trabajan en una tarea con un objetivo común.
 
“Lo que hacemos es por un lado, leer los textos de las materias que ellos van cursando, grabarlos y se lo entregamos en un formato de audio para que ellos puedan escucharlos en sus casas. Y por otro lado también digitalizamos el material, lo escaneamos en la biblioteca para que luego los chicos puedan escucharlos en la computadora con un programa que es un motor de voz que los reproduce”, explicó la coordinadora del Area de Discapacidad, Lic. Miriam Bidyeran.
 
La Secretaría de Extensión de esta Facultad, a cargo de la Lic. María Ines Suidini, trabaja conjuntamnete en este proyecto con la Secretaría Académica donde está incluida la Biblioteca. Allí los estudiantes hacen sus pedidos, después la Secretaría de Extensión lo toma y lo hace viable.
 
Orígenes del Proyecto
 
“Leete Algo” surge el año pasado en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de nuestra Universidad, pero sus origenes se remontan al año 2006 con dos proyectos de voluntariado universitario, radicados en esa facultad bajo la dirección de Viviana Marchetti, titulados “Material de lectura accesible para personas con discapacidad visual” y “Audio libros”; ambos coordinados por una estudiante de Derecho, Teresa Montero. 
 
Estos proyectos de voluntariado universitario eran financiados por el Ministerio de Educación de la Nación y “una vez que culminó el aporte, la Secretaría de Extensión de la Facultad tomó como propio este proyecto con sus voluntarios,  con el material y equipamiento tecnológico y reeditamos la apuesta el año pasado junto a tres estudiantes a través de Leete Algo”, dijo Bidyeran.
 
La Subsecratria de Extensión de la Facultad de Ciencia Política, Lic. Paula Contino, indicó que “hay una decisión institucional de la Facultad hacia el año 2009 de tomar este proyecto que viene a iniciativa de distintos voluntariados como una decisión institucional,   política y académica de ampliar derechos”.  
 
En ese sentido, Contino comentó que las personas con discapacidades visuales que comienzan a estudiar, luego abandonan. “Este sistema lo que hace es trabajar no solamente con la cuestión de la inclusión, sino con la permanencia y el egreso; y por supuesto estimular a los posibles ingresantes, brindarles un espacio de contención concreto”, dijo.
 
Democratizando el conocimiento
 
Son 12 los alumnos con discapacidades visuales que actualmente cursan en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, lo que la convierte en la Casa de Estudios con mayor cantidad de alumnos con esta problemática. 
 
La democratización del conociemiento para nosotros es fundamental en esta facultad. Es decir, que los materiales de estudio no solamente estén para  las personas que pueden leer, sino para aquellas personas que tengan problemas visuales o  alguna otra patología como problemas de atención y que necesiten utilizar estos materiales”, sostuvo la coordinadora de “Leete Algo”.
 
El proyecto lleva contabilizados 70 voluntarios y todas las semanas se acercan nuevas personas a leer o digitalizar textos.  “Constantemente se comunican con nosotros ya sea a través de facebook, correo electrónico o teléfono, hay una demanda continua”, dijo Bidyeran.
 
“Los docentes que son convocados responden favorablemente, existen horizontes presentes y de mediano plazo  con ideas de seguir creciendo en este repositorio pero hay también esta buena voluntad que no habría sin esta decisión de los docentes de ponerse a disposición”, sostuvo Contino.
 
El amplio repositorio sonoro que se armó el año pasado garantizó que los alumnos culminaran el año académico satisfactoriamente. “Esto hace que nosotros nos proyectemos y generemos acciones para este año, que hablemos con los docentes, las cátedras, los directores de escuela y contarles que van a tener estudiantes con discapacidad visual y proponerles por ejemplo que en biblioteca pueden tomarle los exámenes con una notebook que brindó Bienestar Estuadiantil, que la misma pueden llevarla al aula, tomar el examen con un “Múltiple Choice” donde ellos escriben su parcial, el docente se lo lleva en un pen-drive  y luego pueden dar la correspondiente devolución”, dijo Bidyeran.
 
Para informes areadeaccesibilidad@gmail.com.ar o al Teléfono de contacto 480-8589 (interno 109) 


  • Publicado: 2012-04-04
  • Periodistas: Victoria Schmuck
  • Fotógrafos:
  • Infografía:
  • Realizadores:
  • Categoria: Información General