Rosario, 30/08/2014 | 05:12
Noticias RSS
Noticia de Noticias Institucionales

Curso sobre salud mental en situaciones de emergencia


En el marco de los cursos para adultos mayores que se dictan en nuestra Universidad, la Doctora y Magíster en Salud Mental, Susana Sainz, conversó con nosotros acerca de las Situaciones de Emergencia y su trayectoria profesional.

"Lo fundamental en las Situaciones de Emergencia es la preparación previa de las personas", sostiene la investigadora Sainz.


 

La investigadora Sainz es la representante de la Facultad de Psicología que ha sido incorporada a la Red Latinoamericana de Psicología en Emergencias y Desastres y es quien estará a cargo del curso que se dictará bajo el nombre “Protección de la salud mental en situaciones de emergencia y desastre. ¿Sabemos qué hacer?” Éste fue el disparador de una entrevista en la que Sainz contó acerca de su trayectoria y experiencia en el tema.
 
Para adentrarnos en el tema de las Emergencias, Sainz explicó que el Riesgo es la probabilidad de que ocurra una situación desastrosa y depende de dos aspectos, “de la amenaza, que es el factor externo y la vulnerabilidad, que son los aspectos internos de la población. Es decir, si la población está preparada, si tiene como evacuarse, si saben qué hacer, etc.”.
 
“La mayoría de las veces se trabaja sobre la amenaza y no sobre la vulnerabilidad física o psicológica”, sostuvo Sainz y explicó que trabaja en Salud Mental no sólo con el impacto subjetivo que pueden provocar las situaciones de emergencias o desastres, sino “con la organización previa de las personas para transformar la vulnerabilidad física o psicológica existente y resolver los recursos necesarios de antemano”.
 
“Lo fundamental en las Situaciones de Emergencia, es la organización previa de las personas”, sostiene Sainz, “pero no con lineamientos que elaboran los técnicos desde sus escritorios sin conocer lo que las personas saben de sus condiciones de vida, costumbres, etc.”. Y la especialista contó un ejemplo muy ilustrativo, entre tantos, del caso de la inundación de Santa Fe en el 2003, en el que las autoridades desestimaron los conocimientos y advertencias de los habitantes de la zona, que hubiesen permitido prepararse con anticipación. “Los pescadores sabían que los caracoles ponen sus huevos a una cierta distancia del cauce del agua que indica hasta donde va a llegar la crecida ese año. En ese momento,  los caracoles habían desovado muy lejos del cauce, entonces los oriundos avisaron a las autoridades pero éstas no lo tomaron como un signo de posible desastre”.
 
Trayectoria
 
La investigadora Sainz inicia sus primeras aproximaciones al tema de la Psicología en Emergencias durante la guerra de Malvinas, cuando aún no se sabía el alcance que iba a tener. Junto a otros colegas de la Escuela de Psicología Social, se acercaron a Defensa Civil de la ciudad de Rosario y comenzaron a trabajar en la capacitación para los jefes de zonas. ”Trabajamos sobre las reacciones y vivencias de las personas, en cómo repercutían las consignas de Defensa Civil que se daban por televisión y qué impacto emocional les producía como para trabajar en qué modo era mejor transmitir los mensajes en situación de emergencia ”, contó Sainz.
 
Luego, durante los años `84 y `85  la especialista trabajó con el “Primer Centro de Ex Soldados Combatientes de Malvinas” pero no como psicóloga de consultorio, sino “trabajando con ellos como grupo que intentaba organizarse porque estaban muy afectados por las vivencias de la guerra y sobre todo por la “desmalvinización” que hubo después que se los ignoró, creo que ese es el mayor daño que ellos tuvieron”, sostuvo la Dra. En ese sentido, Sainz trabajó con ellos las consecuencias emocionales individuales y a nivel grupal “los acompañamos para que puedan procesar y resignificar su experiencia y lograr una organización, dado que se sentían abandonados, y así pudimos comprender los efectos perjudiciales de esa desmalvinización”, indicó.
 
Con la gran inundación que hubo en Saladillo, en el `86, la Dra. Integró un equipo de la Esc. De Psic. Social  que trabajó con los evacuados en Newell`s “en lo emocional, en la coordinación de grupos y acompañando el proceso de regreso al barrio y el largo período de recuperación”, señaló. La primera cuestión en una situación de evacuados por emergencia, es el reencuentro con los allegados, “porque si te encontrás solo es más desesperante que si estás sostenido por los vínculos confiables que ya tenés”. Una de las tareas era acompañar a las personas a reencontrarse con sus seres queridos y organizarse activamente para su recuperación. Más adelante, contenerlos en el regreso a sus casas: “Ese era un momento muy fuerte para ellos”. Y después trabajaron durante todo el período de recuperación de la mano de docentes de las escuelas, la vecinal y el trabajo comunitario en general.
 
Sainz dijo que las características comunes a toda  Situación  de Emergencia , (ruptura súbita y significativa de las condiciones materiales y sociales de la vida cotidiana) generan impacto emocional y consecuencias en la salud mental de la población afectada, reacciones que, consideradas fuera de contexto, pueden ser evaluadas como patológicas, siendo que "lo trastornado" es esa situación objetiva, la generadora de reacciones que podemos considerar esperables en esas condiciones.“Estas  consecuencias subjetivas individuales y colectivas, sin embargo, y  paradójicamente, no siempre desencadenan en patologías, ya que muchas veces reaccionar activamente ante estas situaciones potencia los recursos saludables de las personas y hasta salen fortalecidos de la situación”, dijo la investigadora.
 
“Con los saqueos del `89 volvimos a trabajar en otra situación de emergencia ya con una causa social claramente definida”, dijo la Dra. Sainz y  contó que en ese momento debieron conectarse con la dirección de vecinales porque no había Defensa Civil funcionando en la ciudad “que se supone que es el organismo que trabaja en períodos de no desastre para lograr condiciones adecuadas una vez producido el desastre”, señaló.
 
La psicóloga contó que en todas las situaciones de emergencia que acudía “nos encontrábamos ya ocurrido el evento, los mismos bomberos voluntarios, socorristas de Cruz Roja, psicólogos, Scouts, etc., entonces decidimos constituir un equipo interdisciplinario, la Municipalidad designó un Coordinador de Defensa Civil para hacer un trabajo de preparación, lograr organizarnos antes de qu se de una nueva emergencia, que es lo que nunca ocurría”. 
 
Una vez conformado el equipo, volvieron a trabajar en distintos lugares preventivamente como por ejemplo, en Empalme Graneros y se promovió la organización entre diferentes sectores de esa comunidad para sabér qué y cómo tenían que hacer en caso de alarma.
 
Sainz decidió investigar para su tesis de doctorado las estrategias de afrontamiento del impacto emocional en trabajadores de emergencias. “En la investigación conocí que así como estaban muy preparados en lo técnico no lo estaban en lo psicológico y se la rebuscaban como podían. Fui descubriendo sus estrategias espontáneas para afrontar el impacto emocional cotidiano que les produce su tarea”.
 
Asimismo, desde 1997, sucesivas investigaciones sobre distintos aspectos de la salud mental en  emergencias, articuladas con lecciones aprendidas de diversas intervenciones en situaciones de emergencia, aportaron aprendizajes teóricos- técnicos que fueron aplicados a la formación de estudiantes; de graduados; y también  en Cursos de Capacitación destinados a trabajadores de emergencias, realizados en nuestra Universidad, en la Universidad de Córdoba; Universidad de Santiago del Estero y el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba.
    
 
Actualmente la especialista fue convocada para dictar el curso destinado a adultos mayores en el que se abordarán cuestiones relacionadas a la salud mental en situaciones de emergencia. “Además de que como ciudadanos debemos tener algunas nociones mínimas, básicas, en cualquier situación de emergencia, es importante conocer las reacciones que pueden tener las personas luego de un desastre”, concluyó Sainz.
 
Curso 
 
En el marco del Programa “Universidad abierta para adultos mayores, una contribución a la calidad de vida adulta”, se incorporó el curso “Protección de la salud mental en situaciones de emergencia y desastre. ¿Sabemos qué hacer? 
 
Destinado a los adultos mayores el Curso caracteriza el Campo de la Salud Mental en la especificidad de las Situaciones de Emergencia y Desastres, vinculadas al amplio espectro del Impacto Emocional.
 
Además de incluir nociones básicas de primeros auxilios físicos y psicológicos desde un enfoque preventivo, el curso intenta promover una primera aproximación tanto conceptual como vivencial, basada en el procesamiento de experiencias y trabajos de investigación, desde interrogantes tales como ¿las situaciones de desastre son necesariamente patogénicas?, ¿qué relación hay entre las características de las “situaciones de emergencia” y sus consecuencias psicosociales?, ¿es posible pensar abordajes desde un enfoque preventivo en salud Mental?, etc.
 
La modalidad del curso es intensiva, de siete encuentros periódicos de una duración de cuatro horas con una frecuencia semanal durante los meses de abril y mayo de 2012. Los mismos tendrán dos momentos expositivos teóricos combinados con talleres y trabajos grupales.
 
Informes e inscripción
 
Maipú 1065, de 09.00 a 13.00 y de 15.00 a 18.00
Teléfono 0341 4201200 Interno: 260
Secretaría Académica 
Sede de Gobierno
Universidad Nacional de Rosario


  • Publicado: 2012-03-23
  • Periodistas: Victoria Schmuck
  • Fotógrafos:
  • Infografía:
  • Realizadores:
  • Categoria: Cursos