Rosario, 24/04/2014 | 11:50
Noticias RSS
Noticia de Noticias Institucionales

TDT en Argentina: hacia la democratización de la comunicación.


Hace unos días culminó el Curso de Desarrollo Profesional sobre TDT, con el auspicio institucional de nuestra Universidad. Repasamos aquí las principales intervenciones de los profesionales del campo en sus conferencias.

Profesionales de la TDT se encontraron para compartir avances y perspectivas en Argentina y Latinoámerica.


Más de 50 profesionales de la TDT, entre los que se contaron funcionarios del gobierno nacional, representantes de universidades, broadcasters y empresas productoras de hardware y softwarel, se reunieron durante tres días en Buenos Aires para repasar los avances en TV digital en Argentina y Latinoamérica.

 

Fue el Lic. Osvaldo Nemirovsci el responsable de dar inicio a las conferencias, tras las palabras de bienvenida del Mag. Ing. Luis Valle en nombre de los organizadores del Curso. El actual Coordinador General del Consejo Asesor del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (SATVD-T) destacó en su alocución la importancia de la TDT como política pública que busca federalizar la producción de contenidos y el acceso gratuito a televisión de calidad y con nuevas posibilidades de interacción y comunicación.

 

De la mesa sobre plataforma nacional de TV Digital Terrestre participaron también Luis Lázzaro, Osvaldo Francés, Mateo Gómez Arteaga, Eva Piwowarski y Nestor Busso.

 

Políticas públicas para la inclusión y la producción

 

Para Luis Lázzaro, el desarrollo de la TDT en nuestro país implica un cambio en el escenario político y jurídico: "un cambio de paradigma, hay una mirada geopolítica de las comunicaciones. Con ella ocurrió un hecho inédito en América Latina como es abordar conjuntamente el cambio tecnológico en sentido social y cultural".

El Coordinador de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual de Argentina destacó también la relevancia de la articulación de "una política pública que piensa simultáneamente la infraestructura, la plataforma tecnológica y la producción de contenidos".

 

Lázzaro no fue el único conferencista que se refirió a la TDT Argentina como la oportunidad de aportar una mirada federal en la producción de contenidos para televisión. También hizo lo propio Eva Piwowarski, Coordinadora del Programa Polos Tecnológicos Audiovisuales para la Televisión Digital, quien sostuvo que nuestro país vive actualmente un escenario de alta concentración mediática que implica un verdadero drama cultural.

 

"Se consolidó un relato acerca de nosotros mismos modelado por 3 ó 4 grandes empresas concentradas en el barrio porteño de Palermo. Esto genera una distorsión en un país enorme, rico y variado con tantas cosas para contarse a sí mismo. Actualmente el relato es absolutamente minimizado y sesgado. El interior, por ejemplo, no se accede a noticas de su región por la mañana. Sabe del tránsito en Capital. Esto tiene una repercusión directa en el desarrollo industrial y de oportunidades, en quiénes emiten están concentrados. Por su parte, Buenos aires tampoco sabe lo que pasa en el resto del país", describió Piwowarski en su intervención.

 

Entre las políticas públicas que se integran al emprendimiento de la TDT y aspiran a eliminar esas desigualdades de desarrollo de contenidos, la productora de cine mencionó el Programa Polos Tecnológicos Audiovisuales, en el que nuestra Universidad participa con la producción de un serial televisivo titulado "Aguafuertes. Crónicas del Litoral". Para Piwowarski este programa busca fortalecer capacidades para el desarrollo local y para la producción de contenidos federales articulándose con los sectores empresariales de cada región.

 

 

"Para eso comenzamos con la conformación de nodos, pequeños sistemas productivos locales, donde confluyen canales públicos, comunitarios, privados, estudiantes, PyMES, sindicatos y cooperativas en una formulación en red. En cuanto a la tecnología, estamos instalando estudios de TV en todo el país, sin pretender competir con la oferta privada. Están en comodato en las Universidades para producir en condiciones de igualdad", explicó la Coordinadora del Programa.

 

"Si logramos crear condiciones reales para la producción federal estaremos cumpliendo con la Ley de Medios. Para eso necesitamos crear nuevos formatos y recrear los viejos y crear también los profesionales, técnicos y artistas necesarios para dar cuenta de este desafío. Hoy hay en el país 15 mil estudiantes de lo audiovisual. Más que que en los países de la Unión Europea. Estamos terminando un plan piloto que da lugar a 180 medias horas de programas periodísticos producidos por las universidades nacionales. Está dando resultados fantásticos, cosas excepcionalmente bellas e inteligentes, desarrolladas al unísono en todo el país.Con todo esto esperamos incorporar nuevas voces, diversidad de géneros, una nueva televisión hecha por muchos argentinos con un gran relato nacional", concluyó la oradora.

 

A este intento de federalización de los contenidos aportan también varios programas del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales. Fueron Germán Calvi y Ariel Direse los responsables de contar a los presentes el trabajo del INCAA en esta dirección. "Diseñamos varias líneas de concursos. Una para adquirir contenidos ya terminados, comprando los derechos. Otra para fomentar la producción de contenidos en todo el país. Entonces convocamos a la producción de series de documentales y ficciones federales y recibimos 1103 proyectos. Fue un récord histórico que puso en crisis un preconcepto que decía que en el interior no había capacidad productiva para presentar proyectos. Creemos que con esto se rompe la hegemonía de la región centro-metropolitana", explicaron los disertantes.

 

Calvi y Direse adelantaron también algunos proyectos futuros del INCAA. Entre ellos se destaca una propuesta de crossmedia que buscará articular Internet con lo audiovisual y los viodeojuegos. También se intentará la producción de dos telenovelas argentinas financiadas por el Estado, se avanzará en coproducciones internacionales y se fomentará la animación.

 

Industrias tecnológicas e industrias culturales

 

Otro de los elementos importantes del proyecto de TDT Argentina es su capacidad de impulso a la industria nacional. En ese sentido, el Curso de Desarrollo Profesional contó con la participación de muchas empresas privadas que hoy se encuentran produciendo set-top boxs, televisores integrados, antenas y sitemas irradiantes, transmisores, switches, software y hardware para TV digital.

 

Representantes de las cámaras empresarias dejaron en claro que desde el sector privado se apoya firmemente el proyecto, apostando al desarrollo cultural y al trabajo y llevando adelante un plan de inversión.

 

Sin embargo, para muchos de los participantes del Curso el desarrollo estratégico de la industria nacional impulsada por la TDT requiere ajustar varias cuestiones. Así lo sostuvo el Ing. Roberto Lauro, para quien tomar decisiones equivocadas o realizar omisiones en el proyecto "harán que la TV digital libre y gratuita pierda penetración en beneficio de otras plataformas".

 

Entre las cosas que es necesario regular se cuentan, según Lauro, las características técnicas de fabricantes y broadcasters y los kilómetros de alcance, potencia y calidad de las señales. El Ingeniero reclamó también la creación de un instituto que certifique la calidad de los receptores. "Si no lo hacemos podemos fracasar en la implementación. Estamos haciendo mediciones en los receptores, pero no tenemos una muestra grande y la entidad intelectual y logística que se necesita no es de poca monta.  La sensibilidad de los receptores se tiene que unificar", concluyó.

 

Por su parte, el Ing. Juan Carlos Quidobono explicó que, hasta el momento, las empresas nacionales que se lanzaron a la producción de equipos para TDT trataron de orientarse según las normas técnicas brasileñas, las primeras en desarrollarse en Latinoamérica. "A algunas empresas esto le ha creado conflictos legales que requieren a las autoridades la publciación de normas nacionales", puntualizó.

 

Además, Quidobono abogó por la estandarización de los receptores en cuanto a su posibilidad de correr el mismo tipo de aplicaciones interactivas y pidió establecer condiciones mínimas y sellos de calidad que aseguren su cumplimiento.

 

A pesar de la existencia de algunos baches en la regulación, para el Ing. Guillermo Isely, Asesor de la Asociación de Radiodifusoras Argentinas, la TDT implica una gran oportunidad para volver a tener una industria nacional. "Si se respetan los convenios podemos llegar a integrar el área sudamericana. Esta es una nueva chance para el despegue de nuetrra industria", opinó.

 

En esta dirección resultó muy valioso el aporte de Ricardo Emilio Solari, Presidente de laCámara Argentina de Proveedores y Fabricantes de Equipos de Radiodifusión, quien indicó que la industria nacional logró sobreponerse a las peores épocas del país, vendiendo  ahora en el mercado interno y exportando productos. "Hoy nuestros fabricantes e integradores están participando en el desarrollo del programa de cobertura nacional de TDT generando cuotas de valor agregado y empleo. Lo que ha iniciado el Estado con un esfuerzo sin precedentes debe ser continuado por los particulares para crecer y expandir nuestras actividades", afirmó.

 

Interactividad argentina sobre desarrollos brasileños

 

Una de las capacidades más interesantes que presenta la TV digital es la posibilidad de que los televidentes interactúen con los contenidos y los broadcasters. En la norma ISDB-T, creada en Japón y adoptada por los países sudamericanos -con excepción de Colombia, que se decidió por la norma europea- las aplicaciones interactivas corren sobre Ginga, un middleware de autoría brasileña que científicos y técnicos argentinos modificaron e hicieron crecer.

 

El Dr. Federico Balaguer, de la Universidad Nacional de La Plata, es uno de los responsables del desarrollo de aplicaciones con Ginga. Durante su intervención, el especialista indicó que la interactividad permite cambiar la experiencia del televidente: "todo el tiempo se purde optar entre ver TV como antes o ver información extra preparada especialmente para cada programa" Con y sin integración de Internet es posible crear un montón de aplicaciones con contenidos educativos, informativos, de entretenimiento, comerciales y gubernamentales.

 

Por otra parte, Julio Bertolotti, de la Universidad de Tres de Febrero, compartió su experiencia en el Laboratorio NEO TV Lab. Convocados para un desarrollo industrial, esta Universidad creó dos áreas: el centro de producción audiovisual y el laboratorio de contenidos interactivos que trabajan conjuntamente.

 

"Programamos deporte, educación y noticias. Se desarrollaron dos aplicaciones para deportes con diferentes diseños e interacción con la imagen televisiva. Fueron probadas al aire con Canal 7. Reciben información y se actuliazan vía internet. También creamos otra apliación con menús principales y secundarios sobre Arquitectura Urbana. Contiene fotos, mapas y material didáctico, mucha información en pantalla. Como potencial a explotar también encontramos que se puede dar información específica relacionada con al área de cobertura en el que se está transmitiendo TV: se pueden geolocalizar los contenidos", relató Bertolotti en relación al trabajo de la UNTREF.

 

A pesar de que aún queda mucho por hacer en materia de TDT, sus protagonistas están convencidos de que se tratará de una verdadera revolución cultural en el país, que apuesta por una nueva TV federal, gratuita, diversa, interactiva y móvil.



  • Publicado: 2011-06-06
  • Periodistas: Anahí Lovato
  • Fotógrafos: Anahí Lovato
  • Infografía:
  • Realizadores: Anahí Lovato
  • Categoria: Cursos

Video
Comentarios


Escribe hasta 800 caracteres.

Cuanto es: 12 + 5?

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar .