Rosario, 19/11/2017 | 03:50
Noticias RSS
Noticias Institucionales

Hipólito Solari Yrigoyen recibió el título Doctor Honoris Causa


Fue distinguido por su compromiso y lucha incansable en defensa de los Derechos Humanos y la democracia.

Rector Hector Floriani entrega el título de Dr. Honoris Causa a Hipólito Solari Yrigoyen.

Imágenes

Video

Hipólito Solari Yrigoyen fue un activista por la democracia y los derechos humanos que se enfrentó a la última dictadura militar, durante la cuál presentó recursos de amparo a favor de presos políticos, y estuvo desaparecido durante la misma.

 

El Rector Arquitecto Héctor Floriani tomó juramento a Solari Yrigoyen y expresó: “Nosotros estamos rindiendo un homenaje, pero también el homenajeado, en este caso el Dr. Solari Yrigoyen nos homenajea aceptando integrar de manera honorífica nuestros claustros.“

 

El padrinazgo de esta distinción se dió a través del Decano de la Facultad de Humanidades y Artes, José Goity, quien dió lectura a la laudatio, dentro de la que relató: “Don Hipólito Solari Yrigoyen fue testigo y protagonista de los tiempos clave de nuestro pasado, y su propia biografía podría leerse casi en espejo con nuestra historia nacional, porque no hay ningún episodio de su vida pública que no esté anudado a los valores de nuestra errática vida institucional. La política talló su vida, y él talló con su vida a la política, modelandola, enriqueciendola con su pensamiento y su acción.”

 

En su exposición, Hipólito Solari Yrigoyen dijo: “Integro un partido que en la Argentina ha sido un símbolo y un ejemplo de la democracia realizada. Toda mi vida estuve con él, dentro de él, me afilié a la edad primera que estaba autorizada, y he seguido siempre en sus filas, respetando sus ideales y también, por qué no decirlo, sus principios y sus sueños y utopías. Me incorporé, como acabo de recordarlo, casi desde niño, y no lo hice por mis vínculos familiares, sino por mis propios ideales,” a lo que agregó: “Mi partido tiene mártires, que dieron la vida, y a los que yo quiero rendir homenaje: recuerdo en este momento a Sergio Karakachoff, Mario Abel Amaya, el capitán mercante Gándara, Angel Pizarello, no quiero olvidar el nombre de muchos otros.” Resaltó entre estos mártires a Mario Abel Amaya con quien lo unen muchas coincidencias, ya que fueron parte de la misma generación, abogados ambos, fueron defensores de presos políticos, pero lo que más los ha unido fueron “las luchas conjuntas”, sobre lo que relató: “Él y yo fuimos secuestrados por la dictadura militar el mismo día: él en Trelew, y yo en Puerto Madryn. Estuvimos desaparecidos juntos, sufrimos crueles tormentos en esos días. Los de Amaya se amainaron porque un médico militar prohibió que se lo siguiera torturando porque él sufría de asma. Amaya, precisamente por su enfermedad, no pudo resistir ese trato cruel e inhumano que nos dieron los militares en ese entonces. Yo tuve la suerte de que en ese momento tenía buena salud y pude sobrevivir. Pero recuerdo la última vez que nos encontramos, después de haber estado desaparecidos, por la presión internacional se nos hizo reaparecer, pero no se nos puso en libertad, quedamos presos, y Amaya fue brutalmente asesinado, porque él no podía resistir el castigo físico del que fuimos objeto. La última vez que lo ví, lo encontré en el baño de la prisión, y le dije “cómo estás petiso”, porque era el sobrenombre que le dábamos, y él me dijo “mal, muy mal”, ese es el último recuerdo. Cuando él murió yo no pude ir al entierro porque estaba preso. Sufrí una larga prisión, nunca fuí acusado de nada ni juzgado por nadie, pero en la cárcel me habían fichado, textualmente, como delincuente o terrorista de máxima peligrosidad. Yo no recuerdo ni de niño haber usado una honda para matar pajaritos, jamás he usado armas ni cosas por el estilo, siempre he sido un hombre de paz.”

 

Solari Yrigoyen expresó que se siente orgulloso por “haber sido perseguido por una dictadura infame”, especialmente por haberla combatido. Consideró importante recordar que “la democracia no llegó del cielo ni por casualidad: llegó porque hubo una generación que luchamos para reconquistarla.”

 

Recordó los tres atentados contra su vida que sufrió: el primero de ellos fue también el primer atentado de la Triple A, cuando él era senador nacional por la Unión Cívica Radical, y “ocurrió en un gobierno elegido por el pueblo, fue en el gobierno del general Juan Domingo Perón, el 21 de noviembre de 1973”, al que sobrevivió aunque tuvo que pasar por 5 operaciones y tuvo secuelas que aún hoy le impiden moverse normalmente; en el segundo pudieron dos bombas en su domicilio de Puerto Madryn, una de las cuáles destruyó parte de su casa, durante el gobierno de María Estela Martinez de Perón, momento en el que él era senador nacional por la UCR y vicepresidente del bloque que presidía Carlos Perette; el tercero, ya en la dictadura militar, el cuál relató: “una noche de madrugada me tocaron el timbre, ví desde el balcón que estaba rodeado de militares, gente con el cuerpo a tierra, y ahí también pensé que no tenía ninguna posibilidad; abrí la puerta y ahí me dispararon un tiro que me rozó la frente, después la policía descubrió hasta la bala y quedó la perforación en la pared.”

 

Solari Yrigoyen expresó que “la vida de los políticos que luchan no siempre es fácil”, por lo que  no le gusta oir la crítica generalizada a los políticos, sobre lo que explicó: “Cuando se hacen críticas a los políticos deben hacerse con nombre y apellido y con acusaciones si es que consideran que deben hacerlas.”

 

Cerró expresando su “reconocimiento hacia este acto de generosidad” por el cuál se siente honrado ya que “la UNR es una universidad muy prestigiosa”. Para finalizar, agregó: “Para mí la lucha, mientras que Dios me dé vida, va a continuar. Y voy a pasar sin duda momentos buenos y momentos malos. Los momentos malos los he afrontado, y he tenido presente que por graves que sean las circunstancias de disolución social que deben atravesar los pueblos, no habrá nunca argumento, principio ni razonamiento pragmático alguno que autorice a los pueblos y a los gobiernos a apartarse del respeto irrestricto a los Derechos Humanos.”



  • Publicado: 2017-11-06
  • Periodistas: Sec. de Comunicación
  • Fotógrafos: Pablo Correa
  • Infografía:
  • Realizadores:
  • Categoria: Honoris Causa