20 de Enero 2018

Noticias

17/10/2017

Testimonio en primera persona: Transitar por un proyecto desde varios roles

Flavia Campeis hoy es Licenciada en Comunicación Social y se encuentra transitando, ya desde su estudiantado, un proyecto de extensión presentado en la 8º convocatoria de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Rosario, “La Universidad y su Compromiso con la Sociedad”. En este sentido su participación encubre una particularidad; desde sus once años tiene vinculación con la organización social con la cual la propuesta articula, interviniendo en distintos talleres y espacios socio culturales.


 



Gran parte de su vida está relacionada al Centro Ecoménico Poriajhú de su ciudad natal Capitán Bermúdez y desde su actividad extensionista dentro del sistema universitario eligió el camino de la construcción de nuevos conocimientos en conjunto con integrantes de la organización que cobijó sus inquietudes desde temprana edad.

“Realizamos talleres de radio con niños, adolescentes y en esta nueva etapa también adultos” dijo Campeis remarcando que la idea es “trabajar desde la comunicación comunitaria como un derecho humano. La tarea es pensar cómo decir las cosas que ellos quieren decir”. Estas actividades se llevan a cabo en el marco del proyecto “Taller de producción radiofónica y comunicación popular desde la perspectiva de la radio comunitaria” dirigido por el Psicólogo Sebastián Vera (Profesor Adjunto en la Cátedra Perspectivas en Educación, Facultad de Psicología, UNR).

“Es un proyecto surgido desde el seno de la organización entre alumnos y ex alumnos de la Universidad, docentes e integrantes de la organización social” dice Campeis remarcando la importancia del Centro Ecuménico Poriajhu que funciona desde finales de los años noventa en Barrio Copello, una de las barriadas más marginadas en la zona oeste de la mencionada localidad al norte de Rosario. Una organización social que tiene tres áreas de acción: Economía Social y Solidaria, Educación Popular y Comunicación Comunitaria y que desde hace siete años cuenta con una radio comunitaria.

El taller se lleva a cabo todos los miércoles a las 18 horas y en su primera parte se plantean herramientas para el trabajo de producción de un programa radial de media hora que sale al aire ese mismo día por la emisora de la organización con la conducción y producción de niños y niñas de entre 8 a 15 años. “En el programa de radio están contadas las cosas que pasan en el barrio a través de sus miradas” resume Campeis.

UN TRABAJO DE PERMANENTE DIÁLOGO CON CONSTRUCCIÓN DE ALGO NUEVO

Este proyecto pretende fortalecer y continuar un espacio destinado a vecinos y vecinas de todas las edades, donde se trabajará sobre el modo de hacer comunicación comunitaria desde la perspectiva de la comunicación entendida como un derecho humano incorporando herramientas de Comunicación Popular generando acciones para la apropiación de la palabra por parte de los vecinos del barrio y la región.

“Buscamos estrategias para que todas las edades estén contempladas en el taller. En oportunidades hay que diferenciar etapas porque las edades son muy amplias y se complica el trabajo. Vimos en la experiencia que a los adolescentes les gusta más la parte de operación de radio y producción y se quedan trabajando del lado de las consolas” cuenta Flavia.

¿Cuáles son los temas que surgen al elaborar las producciones?

FC:Nosotros aportamos consignas de cómo decir en la radio lo que los chicos y chicas desean decir pero no qué temáticas abordar, sino con qué cuidado decirlas, con qué seriedad informar y posibilitamos que brinden una mirada de lo que es la noticia. Trabajamos desde la comunicación popular y comunitaria como un derecho humano en el que todos tenemos el derecho de comunicar y también de recibir esa información pero los temas que surgen son los que les pasa a ellos a diario en su barrio. Desde cuestiones de la vida cotidiana como no poder ir a la escuela porque llovió y las calles estaban todas embarradas hasta temas muy fuertes como el narcotráfico o el desembarco de la Gendarmería al lugar. Son sus realidades contadas por sus propias voces.

La participación de Flavia Campeis en este tipo de proyectos es muy particular por el compromiso y el involucramiento que tiene con la organización social coparticipante y hoy dice que atraviesa “una etapa en donde aportamos los conocimientos que adquirimos en la Universidad pero poniéndolo en juego con lo que uno aprende haciendo y trabajando junto a las organizaciones sociales y esta interrelación en la que se producen muchas cosas es un desafío importante” reflexiona y hace hincapié en que “poder trabajar con la gente del barrio y que ellos puedan tener sus propios programas, sus propios micros trabajando temáticas puntuales que los inquieta y los preocupa”.

En cuanto a la matriz extensionista Campeis señala que “esta relación con las organizaciones sociales para los que venimos de la universidad posibilita ver lo que uno aprende en libros en el terreno, ver cómo esas ideas se aplican ahí en la realidad es muy valioso para la formación del estudiante por ejemplo. Así como el complemento de trabajar junto a otras disciplinas de otras carreras”.


  • Por Comunicacionseu

+Info

Secretarias

Buera: mejorando alimentos con productos naturales

  • 13 de Diciembre 2017
Secretarias

Programa ESCALA Estudiantes de Grado de AUGM

  • 11 de Diciembre 2017