Rosario, 22/10/2017 | 11:40
Noticias RSS
Noticias Institucionales

“Soñar con una sociedad igualitaria ya es un cambio”


Invitada por el Programa Género y Universidad y las Facultades de Ciencias Económicas y Ciencia Política, la economista Mercedes D’Alessandro dio una charla sobre economía feminista.

Las mujeres son minoría en todos los ambitos donde se toman decisiones de peso.

Imágenes

¿Hay una inclinación natural en las mujeres por enseñar y en los varones por construir? ¿Nacen las bebas con una escoba bajo el brazo y los bebés con taladros? ¿Por qué el trabajo doméstico no remunerado es “cosa de mujeres”? ¿Por qué sólo el 4% de las empresas más grandes del mundo tiene una CEO? ¿Cómo es que en 2016 la mayoría de los países nunca ha tenido una presidenta?

 

Para responder a estas preguntas, Mercedes D’Alessandro publicó a fines del año pasado el libro “Economía feminista. Cómo construir una sociedad igualitaria sin perder el glamour”, y vino a presentarlo a la ciudad de Rosario. Doctorada en Economía en la Universidad de Buenos Aires y cofundadora del blog http://economiafeminista.com, actualmente vive en Nueva York.

 

“Las mujeres, mitad de la población mundial, hoy son minoría en todos los ámbitos en los que se toman decisiones de peso y donde se piensa nuestra época: parlamentos, gobiernos, ciencia, medios de comunicación, empresas multinacionales, tecnología, arte, filosofía, literatura”, sostuvo y como ejemplo mencionó que en la historia del país hubo sólo 16 mujeres ministras frente a 154 hombres y que en el actual gabinete sólo hay 4 que representan el13% del equipo.

 

Durante la charla brindada en la Facultad de Ciencia Política de la UNR manifestó que hay pocas en los lugares jerárquicos y que socialmente le sientan bien sólo algunas áreas, como educación, salud y desarrollo social pero no así economía. “Disputar estos lugares implica transformar el modo en el que hemos pensado el rol de la mujer en toda la historia pasada. Es un cambio muy profundo que ya comenzó y que es irreversible”, afirmó la docente y enfatizó: “Estamos dando la discusión en la calle, en la Universidad, en el trabajo”.

 

Trabajo doméstico

 

“Hay un trabajo que no tiene precio, que no es remunerado, como el doméstico y tiene efectos sobre el desarrollo de la sociedad y las trayectorias laborales”, analizó la economista. Según la última Encuesta Permanente de Hogares de la provincia de Buenos Aires, el 48% de los hogares está a cargo de una mujer sola. Asimismo, trabajan el 58% de las que no tienen hijos y el 39% de las que tienen. Es decir que “la maternidad penaliza la participación económica de las mujeres que se ocupan de cuidados sumamente importantes en sus hogares”.

 

En relación a los tipos de trabajo, el mayor porcentaje es el de trabajadora doméstica, luego maestra y enfermera. “En todos los ámbitos las mujeres son mayoría en la base y en las estructuras jerárquicas desaparecen. 1/5 de la mujer trabajadora argentina está en una situación precaria”, alertó.

 

D’Alesandro considera que las demandas deben estar en la agenda porque son parte de las condiciones materiales de existencia. En este sentido sostuvo que todos tenemos tareas para hacer, desde discutir en una clase, hasta pagar en blanco a una empleada doméstica. “Tenemos que romper la estructura de funcionamiento de esta sociedad y soñar con eso ya es un cambio”, expresó y remató  “¿Cómo es la sociedad el futuro? Depende de nosotros”.

 

.



  • Publicado: 2017-05-23
  • Periodistas: Victoria Arrabal
  • Fotógrafos: Camila Casero
  • Infografía:
  • Realizadores:
  • Categoria: Conferencias