Rosario, 14/12/2017 | 07:46
Noticias RSS
I+D - Investigación más Divulgación

Una aplicación que ayuda a trabajar


Una iniciativa del Centro de Investigación en Políticas Públicas y Sociedad de la Facultad de Ciencia Política está destinado a personas excluidas del mercado laboral que cuentan con una capacitación en un oficio u ofrecen un servicio.

Las investigadoras idearon una estrategia para paliar los indices de desocupación.

Imágenes

Los programas de capacitación laboral surgen como una estrategia que adoptan los distintos niveles de gobierno para paliar los índices de desocupación. Sin embargo, los resultados muchas veces no son los esperados. Según las estadísticas de la Municipalidad de Rosario, este tipo de políticas presentan serias dificultades a la hora de concretar un empleo, entre las que se destaca la carencia de medios técnicos y cognitivos por parte de los beneficiarios para poder aplicar las nuevas tecnologías al campo laboral.

 

Es en esta problemática que tiene lugar el desarrollo de una aplicación móvil para smartphones con sistema operativo Android destinada a quienes cuenten con un oficio y/u ofrezcan un servicio y que busquen incrementar sus posibilidades de trabajo. Se trata de una iniciativa del Centro de Investigación en Políticas Públicas y Sociedad de la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario.

 

El proyecto que contempla la creación de la app es dirigido por la socióloga María Celina Añaños y llevado adelante por la contadora Alejandra Viadana, en colaboración con la Universidad Nacional de Río Negro, donde se concentra el equipo de desarrolladores. “No es una aplicación para encontrar un trabajo formal. Es autoempleo”, aclararon.

 

Las investigadoras anticiparon que la app, en principio, está pensada para trabajos de oficio. “Funciona con un sistema de geolocalización al igual que EasyTaxi y brinda la posibilidad de calificar la experiencia al término del trabajo. La idea es que esa calificación vaya incrementando o bajando la reputación del oferente”, explicó Alejandra Viadana, que se especializa en comunicación digital.

 

De esta manera, los usuarios oferentes irán generando una suerte de currículum online al que se podrá acceder para conocer las opiniones de quienes contrataron el servicio, fotos de trabajos realizados con anterioridad, calificaciones de relación precio calidad, entre otros ítems.

 

En tiempos signados por la inseguridad, el proyecto hace gala de la seguridad como su sello distintivo, dado que ambas partes, tanto el usuario que contrata el servicio como quien lo ofrece, deberán ingresar una serie de datos personales y verificables que “reducirán al mínimo la posibilidad de sufrir un hecho delictivo”. “Con esta aplicación vas a saber de antemano quién es la persona que va a ir a tu casa”, amplió la docente.

 

En una primera etapa, se llevó a cabo un relevamiento de distintos programas de capacitación (Jóvenes con Más y Mejor Trabajo -PJMyMT-; Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos -PROGRESAR- y Plan Abre-Nueva Oportunidad) con el objeto de diagnosticar los problemas de inserción laboral de sus beneficiarios y analizar el módulo de alfabetización digital propuesto en los cursos de capacitación, para luego desarrollar la aplicación.

 

El denominador común de este tipo de programas es que se ofrecen a una población vulnerable, sin acreditaciones, que se encuentra excluida del mercado laboral. “Son personas que si bien manejan redes sociales, no tienen una real conciencia de lo que es la identidad digital y cómo se construye. Desconocen las alternativas que tienen con las nuevas tecnologías y no saben cómo promocionar su oficio/servicio”, completó Viadana.

 

Es por esa razón que, una vez desarrollada la aplicación, será incluida en programas implementados en la Dirección General de Empleo de la Municipalidad de Rosario, de manera que los cursantes puedan incorporarla en las prácticas de búsqueda de empleo.

 

El proyecto fue seleccionado por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN-Conicet) en la convocatoria 2014 y recibió fondos para financiar la elaboración de la aplicación. “Para nuestro equipo fue un honor ganar un concurso nacional”, resaltó Añaños, quien se sintió en la necesidad de aclarar que “el subsidio va enteramente destinado a gastos de desarrollo”.

 

El grupo involucrado en el proyecto se completa con las participaciones de Guillermo Ferrero (Ciencias Políticas), Jimena Tomarelli (Ciencias Económicas), Cristian Bergmann y Eleonora Scagliotti (Municipalidad de Rosario), y Mauro Cambarieri (Universidad Nacional de Río Negro).

 

“En momentos donde se cuestiona el sostenimiento de la Universidad pública, este trabajo es un buen ejemplo: nosotros aportamos nuestro sueldo para que el Estado pueda hacer este tipo de inversiones”, completó Añaños.

 

Periodista: Diego Angel Beccani



  • Publicado: 2017-05-02
  • Periodistas:
  • Fotógrafos: Camila Casero
  • Infografía:
  • Realizadores:
  • Categoria: Sociedad