Rosario, 25/05/2017 | 08:43
Noticias RSS
Noticias Institucionales

Ciencia y género


El Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Rosario (CIUNR) en su reunión plenaria del 8 de marzo se manifestó en torno a la participación de las mujeres en el ámbito científico.

La mujer cumple múltiples roles en la sociedad.

Imágenes

“Los espacios que fueron ocupando las mujeres en lugares que no eran habitualmente transitados por ellas han ido en ascenso. A principios del siglo pasado las mujeres universitarias y las que participaban en investigaciones eran pocas y tenían un lugar relegado a una función más importante que era desarrollada por un varón”, sostuvo la presidente del CIUNR, María Alejandra Lapalma.

 

“Cuando uno busca en la historia científicos famosos, surge un listado extenso de hombres y escasas menciones a mujeres, pero si se profundiza un poco más puede visibilizarse una cantidad importante de mujeres que no cobraron tanta fama pero que hicieron aportes tan importantes como los de los hombres”, agregó.

 

Desde el punto de vista epistemológico, Lapalma se refirió al relato masculino que prevaleció en las ciencias y que se está equilibrando a medida que se incrementa la participación de las mujeres en el área.

 

En este sentido mencionó un ejemplo típico de la biología, como el relato de la fecundación “cuando se dice que el espermatozoide más apto es el que fecunda al ovulo”. “Si lo hubiéramos relatado en términos femeninos diríamos que el ovulo permite el ingreso del espermatozoide más apto”, explicó.

 

Sobre este tema, el Ingeniero Agrónomo Ricardo Di Maso sostuvo que “no son sólo los relatos sino también las lecturas”. “Los hombres tienen que producir millones de espermatozoides mientras que la mujer basta con que produzca un único ovulo, además la que selecciona el espermatozoide es la hembra”, afirmó y agregó: “La hembra aporta la primera información genética que se expresa en cualquier embrión porque la aporta al citoplasma. Esto figura también en los discursos desde siempre. Es decir que hay discursos y lecturas machistas de los mismos”.

 

En tanto, la Ingeniera Civil Silvia Angelone expresó que después de más de 30 años en la Universidad, trabajar en esta institución “es un mar de rosas comparado con desarrollar la profesión fuera de ella”. Detalló que hoy sorprende que una obra esté dirigida sólo por una mujer o encontrar una ingeniera a cargo en una obra vial, ya que generalmente se las relega dentro de una oficina.

 

“Eso hace que las mujeres que se destacan en el ámbito de la ingeniería sean de carácter porque deben superar muchos escollos para igualar las condiciones dadas a los hombres. En la disciplina en la que me desarrollo todavía falta un trecho largo, hay que seguir batallando por la igualdad”, indicó.

 

De todos modos Angelone reconoció que en los últimos 30 años ha cambiado muchísimo. De un 10% de estudiantes mujeres de Ingeniería, en la actualidad se llegó a un 40%. “Hay carreras más amenas en este sentido, como Ingeniería Industrial y otras más duras como mecánica o electromecánica pero que también van avanzando en la incorporación y aceptación de mujeres”.

 

La Estadística María Teresa Balconá se refirió a dos investigaciones que se desarrollaron desde las Ciencias Económicas. Las mismas se centraron en las tareas no remuneradas realizadas por las mujeres, ya sea en el hogar o fuera del mismo y en el tiempo de ocio. Es decir, en las actividades que no son tenidas en cuenta en ningún costo para analizar el aporte que hacen a la economía.

 

Finalmente, desde las Ciencias Médicas, Alejandra Luquita se refirió al triple rol de la mujer en su casa, como madre y como trabajadora, que pueden ser compartidos o no con sus parejas. “A veces la mujer no es apreciada y no se le da el tiempo necesario, muchas investigadoras que son madres y único sostén de la familia, además deben cumplir de 8 a 10 horas de trabajo todos los días para poder desarrollar los proyectos”, afirmó.

 

“Somos seres biopsicososiales y muchas veces las mujeres no se sienten acompañadas por la sociedad en sus roles, lo que deviene en un desgaste psicológico y un deterioro de su anatomía por tantas funciones y responsabilidad”, reflexionó la investigadora.

 



  • Publicado: 2017-03-09
  • Periodistas: Victoria Arrabal
  • Fotógrafos: Camila Casero
  • Infografía:
  • Realizadores:
  • Categoria: Reuniones